Padre Padre "Bachi" Britez, cura villero de La Matanza.

El sacerdote Basilicio Britez, conocido como "el padre Bachi" por su trabajo pastoral en barrios de emergencia del partido bonaerense de La Matanza, falleció hoy tras pasar tres meses internado afectado por coronavirus.



Así lo informó hoy el obispo de San Justo, Eduardo García, al señalar que "con mucho dolor" comunicaba el fallecimiento "del querido padre Bachi", quien se encontraba internado desde el 21 junio luego de haber contraído coronavirus.



"El padre Bachi pasó de este mundo al Padre. Rezamos por su familia, por la iglesia de San Justo a la que tanto bien hizo y damos gracias por el don de su vida", escribió el obispo en su mensaje.



El sacerdote Brítez, párroco de la iglesia San Roque González del barrio Almafuerte, en San Justo, dio una dura pelea contra el coronavirus que lo mantuvo internado desde hace tres meses en la clínica San Camilo, donde recibió innumerables mensajes de apoyo.



Incluso, el papa Francisco se interiorizó por la evolución de su salud, y lo llamó en más de una oportunidad.



La última llamada fue hace unos días, cuando el pontífice se comunicó con la religiosa a cargo de la clínica del barrio porteño de Caballito, la monja Catalina Osella, para conocer el estado de salud del sacerdote y manifestarle su cercanía.

Noticias relacionadas



Anteriormente, Francisco había enviado un mensaje de apoyo para los "curas villeros" que contrajeron coronavirus, y se refirió especialmente a "Bachi", a quien definió como "el pionero de Villa Palito".



El jefe de Gabinete de ministros, Santiago Cafiero, lamentó esta tarde la muerte del sacerdote y señaló por Twitter que sentía "enorme tristeza por el fallecimiento del Padre Bachi, quien luchó incansablemente por la dignidad de los y las humildes".



Asimismo, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, expresó su pesar por el deceso del sacerdote.



"Murió el Padre Bachi Britez, cura villero, de esos que dan testimonio diario de su amor por los humildes, como Jesús. Su última batalla fue contra el coronavirus. No pudo. Seguirá vivo en la memoria de su pueblo. En su nombre, sigamos cuidándonos.Ya falta menos", escribió el ministro.

 

Durante su convalecencia, Bachi mostró sus ideales a través de una reflexión: "Es el partido que yo decidí jugar, que fue estar del lado de la gente, acompañándola en estos momentos tan particulares, y no estar en la comodidad de mi casa. Pero, bueno, la voluntad de Dios es que, en estos momentos, yo esté en el banco de suplentes".