Lionel Messi, Barcelona, futbolista, Agencia NALionel Messi, NA.

El representante Josep María Minguella, responsable de acercar a Lionel Messi a Barcelona a sus 13 años, consideró que los abogados del astro argentino "no tienen tan clara la situación de su salida", por lo que vaticinó la permanencia en el club "blaugrana".



En el lanzamiento de su canal de You Tube, Miguella explicó que "federativamente no es fácil" el traspaso del delantero a otro club, dado que Barcelona podría acusarlo de "duplicidad de contrato" y truncar su carrera en su hipotético nuevo equipo.



"Se que hay contacto entre las abogacías de ambas parte y que desde el despacho de Leo no tienen tan clara la situación de su salida como la tuvieron el día que se dijo: 'sí, se puede ir'", introdujo Miguella, exdescubridor de talentos del club catalán.



Messi, de 33 años, notificó a Barcelona el pasado martes sobre su intención de romper el contrato vigente hasta junio del año próximo en ejercicio de una cláusula de rescisión interpretada de distinta forma de acuerdo a los intereses de las partes.



Al momento de suscribir ese vínculo, en 2017, Barcelona y Messi acordaron que la relación podía cortarse de manera unilateral y sin resarcimiento económico al final de cada temporada, con un plazo de diez días en relación al último partido.



Ese plazo venció el 10 de junio pasado pero los asesores legales del jugador entendieron que, al modificarse el calendario por la pandemia de coronavirus, se mantenía el espíritu de la cláusula respecto del final real de la temporada europea, que ocurrió el domingo pasado con la final de la Liga de Campeones de Europa.

Noticias relacionadas



Sin embargo, el club desconoció esa posibilidad y le respondió por la misma vía legal que el contrato estaba vigente con una derecho de rescisión de 700 millones de euros a favor del FC Barcelona.


"Esta interpretación de la cláusula casi evita que ninguna institución de un paso adelante para firmarle a un jugador diciendo que está libre, con la amenaza legal de que un día tenga que pagar una indenmización que pueda ir de 1 euro a 700 millones", evaluó Minguella.



El representante explicó que "esta situación es totalmente inédita y frena, en apariencia, a que pueda salir" de Barcelona.



"Además federativamente no es fácil. Vamos a suponer que firma con un club de otro país, la federación de ese país tiene que pedir el pase a la federación española y ésta a Barcelona, que va a negar dar el permiso", alertó.



"Si hay conflicto, la FIFA le daría a Messi la posibilidad de que jugase con el nuevo club pero todo esto lleva un tiempo y si llegase a jugar seguramante el Barsa lo acusaría de duplicidad de contrato", concluyó Minguella.