Emiliano Ivaldi fue a donar plasma y lo discriminaronEmiliano Ivaldi discriminado en el Hospital Eva Perón de Santa Fé.

Emiliano Ivaldi tiene 29 años y recientemente logró superar el coronavirus. Con el objetivo de ayudar a otros pacientes, se presentó en el hospital Eva Perón, en Granadero Baigorria, en Santa Fe, para donar plasma, pero fue discriminado y rechazado, por ser gay.

 

“Diez años donando sangre hasta tres veces por año, y que hoy me tenga que encontrar con la misma situación que viví en 2011, realmente me destrozó”, reconoció el joven en un video que publicó en sus redes sociales.

 

Después de ese rechazo, caminó por un pasillo largo, “llorando en silencio”, y al llegar a su auto, llamó a su mamá para buscar consuelo. Luego, se comunicó con la coordinadora de campañas de colecta de sangre de la zona para consultarle qué fundamento tenía el criterio discriminatorio que había esgrimido ese médico. La mujer le dijo que no podía rechazarlo por eso.

 

Noticias relacionadas

En el formulario de donación había una pregunta estigmatizante, que en nuestro país fue retirada en 2015: “¿En el último año, mantuviste relaciones sexuales con un hombre?”. Y, ante esta consulta, le respondió: “Sí, hace 4 años que estoy de novio, es mi pareja estable”. Según contó Emiliano, la postura del profesional cambió, se sentó como cuando tienen que explicar algo que no es agradable. Y así, rechazó su ofrecimiento de donar plasma por esta razón. Tras esta pregunta, no continuó con el cuestionario.

 

“Encontrarte con este tipo de situación te pega anímicamente, te destroza y te hace replantear un montón de cosas más”, remarcó el joven. Y aclaró: “Es una mezcla de angustia, frustración y enojo por ese rechazo que te generan haciendo especial hincapié en prácticas de orientación sexual”.

 

Emiliano explicó que el médico ya está identificado pero prefirió no dar datos sobre él. Y detalló que justificó su rechazo en posibles infecciones que pueden tardar hasta un año en manifestarse. Tras la publicación del video, personal del hospital y el director de la institución se contactaron con él para ofrecerle disculpas públicas y despegarse del criterio discriminatorio ejercido por este médico. “Estoy totalmente agradecido con el resto del personal”, remarcó.

 A su vez, desde el Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (CUDAIO) lo llamaron para ofrecerle otro centro de hemoterapia al que podía ir a donar plasma. “Es una práctica habitual que muchos otros chicos vienen sufriendo. No solamente por ser homosexual. Es un proceso de estigmatización que sufrís ante un hecho que en realidad tendría que ser hermoso. Es un acto de amor muy grande”, reconoció Emiliano.

 

El pasado 10 de agosto, la subsecretaria nacional de Diversidad Alba Rueda, tuvo un lugar durante el reporte epidemiológico matutino y recordó que “es inadmisible la elaboración de criterios de exclusión que se basen en los estereotipos y prejuicios que recaen sobre la comunidad LGBT+”.

 

Fue después de que la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) denunciara que una asociación de hemoterapia elaboró un formulario de “autoexclusión” para la donación de sangre que se basaba en supuestos “grupos de riesgo”.

 

“Si me pasó esto es para que realmente lo pueda visibilizar y que se ponga este debate arriba de la mesa. Teniendo en cuenta que rechazan un montón de personas por estas cosas, que dan vergüenza”, reflexionó Emiliano, buscando una razón para esta horrible experiencia que le tocó vivir.