Huawei, empresa tecnológica, tecnología, REUTERSHuawei. REUTERS

El 15 de septiembre será el día en que finalice el acceso de Huawei a las tecnologías desarrolladas en Estados Unidos, debido a las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump, lo que dio lugar a una inquietante hipótesis: ¿La compañía china podría detener la fabricación y lanzamiento de teléfonos inteligentes después de esa fecha?

 

La alternativa fue planteada en un análisis del grupo de servicios financieros Tianfeng International, que señaló que si la participación de Huawei en el mercado de smartphones disminuye, también se reducirá la innovación en tecnología.

 

Huawei se encuentra inmerso en un enfrentamiento con EEUU, que lo acusa de espiar para el gobierno de China a través de sus dispositivos.

Huawei, empresa tecnológica, tecnología, REUTERSHuawei. REUTERS 

Noticias relacionadas

El año pasado, la Casa Blanca bloqueó el acceso de la empresa china a los componentes y la tecnología estadounidenses. Esas restricciones se endurecieron en mayo cuando la Casa Blanca prohibió a los proveedores de todo el mundo utilizar tecnología estadounidense para producir componentes para Huawei.

 

Ahora, las sanciones obligarán al gigante tecnológico chino a dejar de fabricar los 'chipsets' que alimentan sus teléfonos inteligentes a partir del 15 de septiembre. La ayuda clave podría provenir de la empresa taiwanesa MediaTek, que ya solicitó permiso para suministrar los chips a Huawei después de esa fecha.

Huawei, empresa tecnológica, tecnología, REUTERSHuawei. REUTERS 

Sin embargo, incluso si se aprueba la solicitud, las sanciones tendrán un efecto importante en las actividades de la compañía china. De cuán fuerte puede ser el impacto dependerá el escenario a futuro: en el mejor de los casos, será solo una caída en la participación de Huawei en el mercado, que de todas formas lo obligaría a reducir la innovación en tecnología de las cámaras, el almacenamiento y los chips 5G. En el peor de los escenarios, decidiría dejar de producir teléfonos inteligentes y entregar su porción de mercado a sus competidores.