Guillermo Chiappero, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Radio LatinaGuillermo Chiappero, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Radio Latina.

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) difundió una carta abierta a la sociedad en la que advirtió que "el sistema de salud está al borde del colapso", horas antes de que el presidente Alberto Fernández recibiera a representantes del sector.
  

"Los médicos, enfermeros, kinesiólogos, y otros miembros de la comunidad de la terapia intensiva sentimos que los recursos para salvar a los pacientes con coronavirus se están agotando. La mayoría de Unidades de Terapias Intensivas del país se encuentran con un altísimo nivel de ocupación. Los recursos físicos y tecnológicos como las camas con respiradores son cada vez más escasos", indican en la carta que lleva la firma de la presidenta de SATI, Rosa Reina, y del vicepresidente, Guillermo Chiappero.

 

Chiappero habló con RADIO LATINA, en el ciclo "El Ojo de la Tormenta" donde brindó más detalles de la realidad que viven los terapistas en pleno pico de contagios de coronavirus en el país.

 

"La situación más crítica que nos toca vivir es la del recurso humano que se nuclea a todos los que trabajamos en terapia, hemos visto que el personal llegó al límite y está al borde del colapso. Esto ocurre por la demanda creciente de pacientes que ingresa a terapia intensiva y segundo que el personal que está capacitado es limitad", expresó.

Noticias relacionadas

"La cantidad de horas que les dedicamos es realmente extenuante y es un trabajo muy remunerado. Tenemos la necesidad de multiempleo, muchos deben ingresar a varias guardias. Nos expone a cometer errores y a que el paciente no reciba la atención que merece", manifestó.

 

"El número de terapistas es limitado y otra particularidad que tiene el coronavirus es que son pacientes que es dinámica su evolución que a veces es necesario tomar conductas cada dos o tres horas. Se trabaja permanentemente y que lleva a errores en asistencia y el cuidado del personal", agregó.

 

"Dadas las medidas, nos dio tiempo para aumentar la capacidad de atención, lo que pasa es que esto proporcional al número de terapias disponibles", aseveró. "Si bien el esfuerzo se realizó, lo limitado está en el recurso humano y queremos transmitir a la población que cumpla con las medidas locales recomendadas", cerró.