Coronavirus en Perú, pandemia, REUTERSCoronavirus en Perú, REUTERS.

Perú, el país con la mayor tasa de mortalidad por habitantes desde el inicio de la pandemia de coronavirus y el quinto con más contagios absolutos en todo el mundo, será el escenario de los ensayos clínicos de cuatro vacunas, luego de meses de negociaciones entre el Gobierno y los distintos laboratorios para garantizar el acceso a las dosis una vez que se comercialicen.



Con esto, el Gobierno es busca tener facilidades en el acceso a distintas alternativas para inmunizar contra la Covid-19 en el menor tiempo posible a 22,5 millones de personas, es decir al 60% de los habitantes del país.



Por el momento, las pruebas anunciadas corresponden a los antídotos desarrollados por laboratorios Sinopharm, de China; Janssen, del grupo estadounidense Jhonson & Jhonson; AstraZeneca y la Universidad de Oxford, de Reino Unido, y el laboratorio alemán CureVac; y se espera que la comercialización esté lista para los primeros meses de 2021.



Perú, que registró ayer 2.401 nuevos casos y 146 decesos, desarrolla una iniciativa local basada en la producción de moléculas con material genético del virus a fin de producir anticuerpos.



En total, desde el inicio de la pandemia, acumula 670.145 infectados de la Covid-19 y 29.405 víctimas fatales, informó hoy el Ministerio de Salud.



De los estudios clínicos que se realizarán en Perú, el primero será con la vacuna china, que se encuentra en la fase 3 de pruebas y que consiste en inocular dos cepas distintas del virus SARS-CoV-2 inactivo para que el paciente pueda generar anticuerpos.

Noticias relacionadas



Los estudios, conducidos por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), se harán con 6.000 voluntarios, de los cuales 2.000 recibirán la cepa de Wuhan, a otros 2.000 la de Pekín y otros 2.000 solo recibirán un placebo.



La segunda será la vacuna norteamericana, que también incluyó en sus estudios a Chile, Colombia y Brasil para abarcar a unos 60.000 voluntarios de entre 18 y 60 años y que comenzará las pruebas en las próximas semanas, luego de que termine con la fase 2 en Estados Unidos y Bélgica.



El objetivo es inocular al paciente un adenovirus inactivo y modificado genéticamente para incluir un fragmento del ARN del coronavirus que sirve al organismo para generar anticuerpos.



El tercer ensayo corresponde a la del laboratorio alemán CureVac, que ya recibió autorización del Instituto Nacional de Salud (INS) peruano y que se espera que las pruebas de la fase 2 comiencen en las próximas semanas.



La vacuna busca generar inmunidad mediante moléculas con ARN mensajero donde están los segmentos genéticos del SARS-CoV-2 de las espigas que usa el virus para introducirse en las células.



La última en anunciar sus testeos clínicos en Perú es la desarrollada por el laboratorio británico AstraZeneca junto a la Universidad de Oxford, cuyo estudio ya se realiza en Estados Unidos con 30.000 voluntarios.



Además, el Gobierno de Rusia también ofreció hacer pruebas de la vacuna Sputnik V en Perú, pero hasta el momento las autoridades rechazaron la opción hasta que no se hagan públicos los estudio preclínicos que demuestren la efectividad del producto.