Lionel Messi, Barcelona, declaraciones, ReutersLionel Messi. Reuters.

En plena puja -con ribetes novelescos- con el Barcelona, hacía mucho tiempo que Lionel Messi no aparecía por las redes sociales. Sus cuentas oficiales de Facebook e Instagram estaban prácticamente inactivas durante todo el tiempo en el cual buscó resolver su salida del club catalán.

 

Ahora, ya se sabe que ese intento quedó frustrado, de modo que el astro argentino va a seguir jugando en el Barça. Y claro, luego del anuncio, Messi publicó nuevamente contenido en sus canales de comunicación.

 

A menos de un día de asegurar que seguirá una temporada más en el Barcelona, Messi publicó una foto de sus tres hijos en sus redes sociales. En la imagen, sin texto ni emojis, se ve a Thiago (7 años), Mateo (4) y Ciro (2): el más grande y el más pequeño lucen la misma remera, mientras que Mateo tiene otra.

 

Noticias relacionadas

De este modo, y a buen entendedor pocas palabras, Messi dejó en claro que su familia es muy importante y sufrieron mucho al enterarse de sus intenciones de cambiar de club.

 

Mi hijo, mi familia, crecieron aquí y son de aquí (Barcelona). Todo este tiempo ha sido duro para todos. Tenía claro lo que quería, lo había asumido y dicho. Mi mujer con todo el dolor del alma me apoyaba y acompañaba. Mateo aún es pequeño y no se da cuenta de lo que significa irte a otro lado y hacer tu vida unos años en otra parte. Thiago sí, es más grande. Escuchó algo en la tele y averiguó algo y preguntaba. No quería saber nada de poder irnos, tener que vivir a un colegio nuevo o hacer nuevos amigos. Me lloraba y me decía ’no nos vayamos’, repito que fue duro, la verdad. Era entendible. Me pasó a mí. Es muy difícil tomar una decisión”, contó Leo Messi.

 

Publicación de Messi en Instagram, hijos

 

De todos modos, según sus palabras, Messi siempre tuvo el apoyo de su círculo íntimo en esta puja con el Barcelona en la que acaba quedándose para evitar una batalla legal: “No me sentí solo. Solo no. A mi lado han estado los que están siempre. Eso me basta y me fortalece.”

 

Ahora comienza un tiempo que estará marcado por gran incertidumbre. Lionel Messi, que se ha declarado en rebeldía y no participó en los primeros entrenamientos de la pretemporada a cargo de Ronald Koeman, deberá regresar al club para hacerse las pruebas PCR y ponerse a disposición del nuevo entrenador. “Voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor”, aseguró.