Cristian Adrián Jerez, sospechoso de femicidio de Ludmila Pretti	Cristian Adrián Jerez, buscado por la Justicia.

Ludmila Pretti, una chica de 14 años de edad del partido bonaerense de Moreno, fue con un amigo y una amiga a una fiesta en la casa del primo de esa chica, ubicada a 15 cuadras de la suya. Todo comenzó el sábado pasado en horas de la noche, pero el domingo a la mañana, muy preocupados porque no había vuelto a su casa, los familiares supieron que era hora de dejar asentada policial una denuncia por averiguación de paradero.

 

Horas después, casi a medianoche, el cuerpo sin vida de Ludmila fue finalmente encontrado una bolsa, dentro de en una habitación de la misma casa donde se había llevado a cabo la fiesta.

 

Cristian Adrián Jerez, de 19 años de edad, era el inquilino de esa propiedad, que está ubicada en la calle Diario La Nación al 4000, del barrio Villa Escobar. Jerez está prófugo de la Justicia y es el único sospechoso del femicidio.

 

Noticias relacionadas

El fiscal Federico Soñora, quien se encuentra a cargo de la UFI N° 4 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez desde donde se lleva adelante la investigación del tremendo hecho criminal, ha reclamado la detención de Jerez.

 

“Se fueron todos y la nena quedó sola con él. Hay vecinos que dijeron que este tipo estaba acostumbrado a amenazar pibas”, dijo públicamente Leandro Pretti, padre de Ludmila. “No lo puedo asumir todavía, quiero que esto avance, quiero que se mueva la Justicia”, dijo muy dolido el papá de la víctima de femicidio.

 

A poco de haberse confirmado la desaparición de Ludmila, Jerez se puso inesperadamente en contacto con la familia de la chica asesinada. Les dijo que la joven se había ido sola del lugar e incluso mostró cierta preocupación.

 

“El que se fugó estuvo hablando conmigo, me vio a la cara, dijo que iba a buscar el documento y no volvió nunca más, no lo tendrían que haber dejado salir”, dijo poco después el padre de la víctima.

 

Ludmila PrettiLudmila Pretti, adolescente víctima de femicidio.

 

Desde un primer momento se tejieron varias versiones sobre el paradero de Ludmila tras la fiesta, sin embargo, un tío de la chica  que trabaja en la delegación Morón de la Policía Federal Argentina fue capaz de geolocalizar el celular de la víctima, que se encontraba en el mismo lugar en donde fue ubicado el cuerpo sin vida. Fue entonces cuando el fiscal Soñora ordenó allanar urgentemente la vivienda, donde finalmente se encontró el cadáver semidesnudo de la joven debajo de la cama, entre dos colchones.

 

“La hipótesis es que a la chica la intentaron abusar, que ella se resistió y la ahorcaron. Para corroborarlo, esperamos los resultados de la autopsia”, dijo una fuente judicial. El informe preliminar del médico forense, además, indicó que la adolescente habría sido ahorcada con una pashmina que llevaba anudada al cuello entre las 6 de la madrugada y las 12 del mediodía del domingo.

 

Otro de los que habló fue un tío del joven sospechado, quien dijo que en un momento lo trasladaba en auto desde la Comisaría 6ta. de Moreno, adonde había ido para supuestamente colaborar con la búsqueda de la chica, hasta el domicilio donde después se encontró el cuerpo.  El pariente de Jerez dijo que el sospechoso se bajó del auto sin previo aviso y escapó

 

Este relato es tomado con pinzas por los investigadores, ya que se estima que es un plan para protegerlo en su escape.

 

Si sos víctima o conocés a alguien que sufra violencia de género llamá al 144 las 24 horas.