Diego Santilli, vice jefe de Gobierno porteño, NADiego Santilli, vicejefe de Gobierno Porteño. 

La administración porteña ya evalúa qué recortes deberá hacer si se concreta el avance del Gobierno nacional sobre el presupuesto de la Capital. Diego Santilli, vicejefe de Gobierno, se refirió al tema. “Obviamente se verá dañada la infraestructura, pero no nos alcanza con eso: acá el impacto es brutal”, afirmó en diálogo con radio Mitre. Y en la misma línea apuntó: “Vamos a garantizar el servicio de salud, seguridad y educación, que son los pilares centrales”.

 

El funcionario estimó que la quita sería de unos 36.000 millones de pesos. Y recordó que la Ciudad ya tuvo que afrontar una redistribución presupuestaria por la caída de la recaudación por ingresos brutos ante el coronavirus. “Se asignaron 20.000 millones de pesos más al sistema de salud, para reforzar y agregar equipos tecnológicos y recursos humanos”, remarcó.

 

“Estamos desilusionados, reformulando el presupuesto, reforzando el trabajo. No hay que bajar los brazos, pero nos dolió”, reconoció Santilli. “Quitarle a uno para resolverle los problemas a otros no está bien”, agregó el -también- titular de la cartera de Seguridad porteña. Y consideró que “deberíamos habernos sentado a dialogar para ver cómo arreglar este tema”.

 

Noticias relacionadas

Aunque insistió en que la medida anunciada por el Presidente Alberto Fernández “lesiona el diálogo que veníamos construyendo” para hacerle frente a la pandemia, el vicejefe de la gestión porteña anunció que “seguramente el lunes se retomarán las reuniones (con la Nación), porque tenemos que resolver muchos temas y no tenemos que llevarle más angustia a la gente”.

 

Presentación ante la Corte Suprema

Este sábado, en el Boletín Oficial de la Ciudad se publicó el Decreto 324/20, a través del cual Horacio Rodríguez Larreta instruye al procurador general porteño, Gabriel Astarloa, a que promueva “la acción judicial que corresponda contra el Estado Nacional”.

 

El objetivo de la demanda ante el máximo tribunal es “que se declare la nulidad e inconstitucionalidad” de la medida adoptada esta semana por el presidente Alberto Fernández.

 

El inciso 3 del artículo 99 de la Constitución Nacional establece que el Poder Ejecutivo puede dictar decretos de necesidad y urgencia (DNU) solamente ante “circunstancias excepcionales”, y aclara que no podrá tratarse de normas que regulen materia tributaria, penal y electoral de régimen de los partidos políticos.

 

Allí es donde el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, apuesta a prevalecer por la vía institucional en la pulseada con Alberto Fernández.