Martín Guzmán, ministro de Economía, NAMartín Guzmán, NA.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó que el objetivo del Gobierno nacional en las negociaciones con el FMI es no pagar vencimientos de deuda hasta el 2024 y sostuvo que el Presupuesto 2020 apuntará a la recuperación económica mediante incentivos a distintos sectores, al tiempo que remarcó que el IFE y el ATP dejarán de existir después de la pandemia.
  

En una entrevista con La Nación, Guzmán consideró que el Estado debe "tener despejado el horizonte de la carga financiera en los próximos años y vamos hacia ese punto": "Eso va a requerir de negociaciones que van a llevar a un tiempo".
  

Respecto a las negociaciones que se llevan a cabo con el FMI, subrayó que "el objetivo es muy claro": "Primero, no queremos enfrentar pagos con el Fondo en el período de 2021 a 2024".
  

El ministro sostuvo que "cuando la Argentina se endeuda con el FMI, en 2018, la premisa del gobierno era que esto iba a restaurar la confianza en los mercados financieros internacionales y que, de esta manera, iba a reducirse el costo del crédito, con menores tasas para poder acceder a un fondeo, repagar ese crédito y seguir con el programa económico que estaba implementado".
  

"Claramente, eso no sucedió; la economía profundizó sus problemas y la recesión se acentuó. Ahora, nosotros tenemos que bajar eso. El programa estará basado en que no hay estabilización posible sin recuperación económica", indicó Guzmán.
  

También explicó que durante el macrismo "subió mucho la carga de intereses" y "el déficit primario fue bajando de una manera que no estaba alineada con el crecimiento de la actividad. El proceso de endeudamiento llevó a un aumento muy importante de los intereses y a un costo del crédito que terminó siendo prohibitivo".
  

Noticias relacionadas

El economista se refirió al Presupuesto que enviarán al Congreso este martes: "Lo que puedo contar es que va a ser una ley basada en un conjunto de principios. El primero es que es un presupuesto de transición macroeconómica que apunta a la recuperación de la actividad".
  

"Buscamos es tener la posibilidad de darle un estímulo a la economía, pero el tamaño está limitado por las restricciones de financiamiento", señaló, en tanto que indicó que se buscará "un esquema de incentivos a la economía en todo lo que se pueda, pero siendo respetuosos de las limitaciones de financiamiento".
  

"Vamos a anunciar un número concreto de déficit fiscal primario", aseguró.
  

Asimismo, remarcó que debe bajar "el financiamiento por parte del Banco Central", aunque expresó que no se podrá prescindir de ese tipo de financiamiento "por un tiempo".
  

"Apuntamos a que el financiamiento sea en moneda propia, en pesos. Esto es un plan para la recuperación económica dentro de un marco de consistencia macroeconómica", sintetizó el ministro.
  

Por último, adelantó que políticas como el IFE y el ATP dejarán de existir el año que viene: "Se asume que esas partidas eran necesarias en forma extraordinaria por la pandemia".
  

"Saliendo de esa situación, vamos hacia una Argentina que apunte hacia cinco objetivos: inclusión social, dinamismo, estabilidad, equidad regional y soberanía económica", concluyó.