Micaela Sabrina Zalazar, víctima de femicidio	Micaela Zalazar, víctima de femicidio.

Micaela Zalazar se ha sumado lamentablemente a la larga lista de femicidios en la Argentina. La mujer encontraba embarazada y fue asesinada por su ex pareja en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

Tras este nuevo hecho mortal de violencia, habló una de las amigas de la víctima de femicidio.

 

La mujer dijo que la ex pareja de Micaela la maltrataba de manera permanente y no la dejaba que se relacionara con su entorno más cercano: “Él es un manipulador, una persona tóxica”. El femicida ha sido identificado como Renzo Panceras y contababa ya con numerosas denuncias por violencia de género. Ahora ha quedado detenido.

 

Noticias relacionadas

“Declaré hoy a la mañana a favor de Micaela porque es increíble todo esto. Ella tenía dos hijos con otras parejas y estaba embarazada de cinco meses esperando su tercer hijo con el asesino. Tenían una relación tóxica, él la lastimaba mucho psicológica y físicamente”, contó Belén ante el periodismo.

 

También la amiga de la víctima aportó varios otros detalles sobre la dura situación que atravesaba diariamente la víctima y manifestó: “Ella ha venido a mi casa a contarme lo que pasaba. No tenía un celular propio porque este tipo se lo rompía, se manejaba a través de celulares de amigas. Siempre estaba con la mirada perdida, estaba triste. No lo puedo creer, el final se veía venir pero uno nunca puede hacer nada si la persona no se deja ayudar”.

 

En donde la encontraba él la maltrataba, siempre había un problema distinto por cualquier excusa: una foto en una red social, una saluda con amigos, si hablaba con alguien. Él la maltrataba mucho y ella lo amaba, pero no estaba bien”.

 

Del mismo modo sustuvo que su amiga había cambiado mucho desde la relación con el hombre que finalmente terminó asesinándola: “Antes era alegre, social, era abierta a todo y se perdió, empezó a dejar de juntarse, a esquivar las amistades y centrarse solo en su pareja. Él es un manipulador, una persona tóxica que no es consciente de lo que es una relación sana, la llenaba de regalos después de cada pelea y le prometía que iba a cambiar”.

 

La mujer también relató que Micaela, que tenía dos hijos más de relaciones anteriores, amaba a los nenes “pero no podía cumplir su rol" porque su pareja se lo impedía. Y concluyó: “Ella se la pasaba mintiendo y tenía miedo de que él se enoje”.

 

Micaela Salazar, embarazada de cinco meses, falleció luego de ser salvajemente golpeada por su pareja, un hombre que practicaba boxeo. El crimen ocurrió en una vivienda en 9 de Julio, localidad situada a 262 kilómetros al oeste de la Ciudad de Buenos Aires.

 

El asesino, padre del bebé que esperaba la mujer fallecida, contaba con una restricción perimetral por violencia de género y antecedentes por adicciones. La víctima fue trasladada de urgencia al Hospital Zonal Julio de Vedia, donde ingresó con una hemorragia abdominal y el bazo sanguíneo roto, y primero perdió el embarazo y posteriormente falleció.