Mauricio Macri y Rodríguez Larreta, Agencia NAMauricio Macri y Rodríguez Larreta, Agencia NA.

Los líderes de Juntos por el Cambio manifestaron su preocupación por "la creciente tensión política y social" en el país, y le reclamaron al gobierno de Alberto Fernández que cese con su "estrategia de confrontación". Además Horacio Rodríguez Larreta recibió el apoyo del ex presidente Mauricio Macri y de la coalición por su decisión de apelar la medida, de quita de coparticipación a la Ciudad, la Justicia. El ex mandatario expresó: “Su postura nos dejó muy bien parados a todos”.

 

"Reiteramos nuestra preocupación por la creciente tensión política y social que se ha visto agravada por los hechos sucedidos en la última semana. El país necesita, y reclama, sensatez política y cordura institucional", señalaron los referentes del frente opositor.

 

Según subrayaron, "el Gobierno Nacional debe cesar de inmediato en su postura y comprender que si persiste en su estrategia de confrontación, la solución de los problemas que afectan a los argentinos será más difícil y llevará más tiempo, un tiempo en el que la incertidumbre económica y el daño sobre el tejido social se harán más profundos y visibles".

 

Noticias relacionadas

Juntos por el Cambio se expresó así en un comunicado que surgió tras un nuevo encuentro virtual de sus líderes, entre ellos, Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich, Mario Negri, Luis Naidenoff, Martín Lousteau, Cristian Ritondo, Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López, Miguel Ángel Pichetto, Maricel Etchecoin y Humberto Schiavoni.

 

"La grave crisis policial en Buenos Aires es el resultado de la imprevisión y desatención por parte del actual gobierno provincial y no puede pretender ser resuelta echando culpas infundadas a la gestión anterior sin asumir las propias y, mucho menos, aprovecharse de ella para despojar arbitrariamente a la Ciudad de recursos coparticipables que oportunamente le fueron asignados por la Nación", enfatizó JxC.

 

Además, evaluó que "debe el Gobierno frenar el concepto de federalismo invertido que pretende instaurar afirmado en la discrecionalidad del manejo de fondos públicos no coparticipables, creando profundas inequidades y disponiendo a voluntad de los recursos coparticipables, todo ello para consolidar una estrategia electoral en el principal distrito del país con miras a la renovación parlamentaria del año próximo".

 

"Debe reestablecer el instrumento del diálogo y la negociación, propias de países estables y democracias no autoritarias. En democracia no hay victorias totales. Por ello frente a la enorme incertidumbre que vivimos, llamamos una vez más a la reflexión", recalcaron los dirigentes opositores.

 

Afirmaron que "a las crisis se las enfrenta con más institucionalidad, con la plena vigencia de la división de poderes, y con el reconocimiento al interlocutor institucional consagrado por la democracia para aportar a la salida de la crisis".

 

"La soberanía popular otorga el gobierno, pero si además en la crisis sanitaria los ciudadanos ceden momentáneamente derechos y libertades, no es para caminar hacia un estado de excepción permanente en el que el oficialismo pueda creer que decide sobre los demás poderes", remarcaron en el mensaje difundido tras la reunión por Zoom.

 

Y agregaron: "No merecen los argentinos estar sometidos semanalmente a una agenda de tensión de esta magnitud cuando los problemas de empleo, la pobreza, la educación, la creación de riqueza y no aislarnos del mundo en que vivimos es un imperativo para no caer en la simplificación del populismo. Ya lo conocimos, ya lo vivimos y no estamos dispuestos a regresar".