Un piloto contó su experiencia con un ovni en el Caso BarilocheEL PILOTO CONTÓ SU EXPERIENCIA DE 17 MINUTOS CON UN OVNI. 

El piloto de avión Jorge Polanco brindó hoy detalles de su experiencia de 17 minutos de duración con un OVNI en el llamado "Caso Bariloche", ocurrido hace 25 años, y dijo que al "plato volador" lo tuvo "al lado de la puntera del ala".

 

Polanco, ex comandante de Aerolíneas Argentinas, describió al Objeto Volador No Identificado (OVNI) como "un plato sopero invertido", de unos 30 metros de diámetro, con "luces giratorias verdes y arriba una luz naranja que parecía que respiraba", con una "cadencia de respiración".

 

"Eso me marcó toda la vida, fue una de las cosas que más se me gravó visualmente del evento", dijo el piloto, en diálogo con la periodista Nancy Pazos.

 

Noticias relacionadas

Polanco dijo que el incidente, ocurrido en la noche del 31 de julio de 1995 en San Carlos de Bariloche y cuyos detalles acaban de ser desclasificados por el Gobierno, le terminó de dar "vuelta la cabeza" con relación a que "no somos los únicos que estamos en este gran barrio que es el universo".

 

"La verdad es que fue algo muy duro porque fueron 17 minutos de contacto real con una nave al lado o persiguiéndome, no fue un ratito", señaló, y comenzó su relato diciendo que esa noche se había cortado la luz en el aeropuerto barilochense.

 

De todos modos, la estación aérea comenzó a ser abastecida por un generador de energía auxiliar y entonces decidió iniciar "lo que se llama la aproximación".

 

Fue en ese momento cuando divisó "una luz" a lo lejos, como a 12 millas del aeropuerto, "arriba al fondo", y al consultar al respecto a la torre de control, le respondieron que la única aeronave que tenían identificada en la zona era un avión militar con gendarmes, por detrás de su posición.

 

En este sentido, con relación a los gendarmes, de quienes dijo que eran dos y que ya fallecieron, indicó que "ellos iban a ser testigos presenciales del evento más importante, porque pudieron observar el momento en el que el OVNI se pone al lado" del avión que pilotaba Polanco y empieza a acompañarlo "en el descenso hacia el aeropuerto de Bariloche".

 

"Cuando estamos por tocar la pista, se corta toda la luz", recordó el ex comandante de Aerolíneas, porque el generador se aceleró "a fondo, empezó a sacar humo y se paró".

 

En ese contexto, Polanco dijo que resolvió efectuar un "escape" porque "algo no andaba bien" en el aeropuerto: "Ascendí hasta 10 mil pies, viré hacia la derecha, por el lado del lago, y cuando estoy virando ahí veo nuevamente la luz en el centro del viraje, y pasé prácticamente rozando o cerca del plato volador supongo, porque ellos quedaron abajo".

 

"Volví otra vez para la vertical del aeropuerto y me informa después la tripulación del avión de Gendarmería en forma personal que el objeto me siguió por debajo y me acompañó" hasta el aeropuerto, agregó Polanco, hasta que finalmente el OVNI "desaparece hacia el cerro Otto".

 

Consultado por sus sensaciones al recodar ese incidente, el piloto, que dijo que experimentó "otros dos eventos más" durante su carrera profesional, indicó: "Estamos hablando de tecnología de civilizaciones que nos pueden llevar miles de años; no solamente interpretan lo que vos pensás, si no que se adelantan a eso; me lo demostraron con los actos que hicieron".

 

"Además, me demostraron que interfirieron en la tripulación mía, porque había dos tripulantes que me miraban y lloraban, estaban los dos bloqueados. Éramos cuatro en la cabina", dijo.

 

Polanco se expresó en estos términos después de que el Ministerio de Defensa de la Nación desclasificara documentos vinculados al llamado "Caso Bariloche" de 1995, tras un pedido expreso de la Comisión de Estudios del Fenómeno OVNI de la República Argentina (CEFORA).

 

El evento ocurrió el 31 de julio 1995 y tiene como protagonistas, además de Polanco, a los comandantes Rubén Cipuzak y Juan Domingo Gaitán, de Gendarmería Nacional, y al jefe del aeropuerto de Bariloche, el suboficial Daniel García, según los archivos del caso.