Hospital San Vicente de Paul, Salta, Foto El Tribuno de SaltaCRISIS SANITARIA EN SALTA. FOTO: EL TRIBUNO DE SALTA.

La Argentina no solo está sumida en una dura crisis económica, sino también en una sanitaria, que se hace aún más marcada en estos difíciles momentos que se atraviesa en el marco de la pandemia por coronavirus.

 

En el interior del país hay provincias que están al límite de sus posibilidades y en muchos de los casos, los pacientes están en verdaderos peligro por la enfermedad pero también por la falta de los insumos necesarios para su atención.

 

Tal es lo que sucede en el Hospital San Vicente de Paul, de la localidad de Orán, en Salta. Allí no tienen camas, respiradores, insumos ni médicos para poder cumplir como corresponde la alta demanda de pacientes.

 

Noticias relacionadas

Para graficar este estado de cosas, Ramona Riquelme, enfermera de terapia intensiva y de emergencias, y dirigente adjunta de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), habló sobre la difícil coyuntura que se debe atravesar en ese lugar. Su relato es sencillamente preocupante y dramático.

 

“El supermercado de enfrente del hospital se está haciendo rico porque la gente compra los sillones para que los pacientes puedan estar en postura semisentados, ya que nosotros no tenemos camas”, dijo en una entrevista radial local la enfermera del centro de Salud.

 

También insistió en que “cada día es peor”, al tiempo que agregaba: “Nos sentimos defraudados de parte del gobierno del señor (Gustavo) Sáenz. El Presidente ha mandado un avión Hércules, pero nosotros no tenemos aeropuerto para que aterrice y deposite lo que lamentablemente era para nosotros”.

 

CORONAVIRUS EN SALTA. CANAL 26.

 

“Nosotros estamos desesperados por los respiradores”, subrayó Riquelme, quien también reveló en sus declaraciones que han enviado médicos directamente desde Buenos Aires, pero que de todos modos no resultan suficientes para cubrir la demanda de 120.000 habitantes. “No tenemos camas, estamos colapsados. No estamos al límite como dicen, estamos colapsados”, destacó.

 

Riquelme dijo también: “En menos de 48 horas el coronavirus se llevó a tres personas de una misma familia”, una de ellas era un enfermero del hospital. Hay 200 muertos”.