Lufthansa AEROLÍNEA ALEMANA LUFTHANSA.

El coronavirus sigue causando estragos en todo el mundo, y entre los grandes inconvenientes que ha provocado esté el de los serios problemas económicos. Las grandes empresas, claro, no están al margen de la pandemia, y en ese contexto es que la aerolínea alemana Lufthansa, una de las más importantes de toda Europa, ha informado sobre más recortes de puestos de trabajo tras una reanudación de la actividad "claramente más lenta que lo esperado", luego del parate absoluto por la pandemia del coronavirus y el confinamiento.

 

Lufthansa asegura que quiere llegar a acuerdos para "limitar el número de despidos", con más empleos a tiempo parcial y recortes salariales.

 

La aerolínea anunció además que va a dejar de operar con sus Airbus 380. Por ahora, van a ser "retirados del plan" de vuelos y solo podrán volver a volar si se produce una reanudación "sorprendente" de la actividad, dijo la compañía en un comunicado.

 

Noticias relacionadas

Lufthansa tuvo hasta ahora pérdidas de 3.600 millones de euros (4.233 millones de dólares) en el primer semestre de este año.

 

Según datos aportados por la propia firma, está perdiendo cerca de 500 millones de euros (588 millones de dólares) por mes, frente a 700 millones de euros (822 millones de dólares) en el momento álgido de la pandemia.

 

"Las cifras de reservas y de pasajeros bajan de nuevo, con el final de la temporada de viajes" durante este verano, se pudo leer en un comunicado oficial de Lufthansa.

 

Las restricciones de viajes durante los complicados días de cuarentena por el covid-19, ha puesto a la empresa alemana (salvada recientemente por el Gobierno de su país) en una situación verdaderamente crítica.

 

En el cuarto trimestre, el grupo que posee Swiss, Austrian Airlines y Brussels Airlines, espera una oferta de entre un 20 por ciento y un 30 por ciento del nivel del año pasado, mientras que contaba con alcanzar un 50 por ciento.

 

Por este motivo, el plan va a ser más amplio de lo anunciado previamente. También, Lufthansa ha informado que, de una flota de 763 aviones, va a prescindir de 150, frente a los 100 previstos inicialmente, lo que implicará un "aumento del excedente de puestos de trabajo", es decir de supresiones de empleo, además de las 22.000 ya anunciadas.

 

El número exacto del nuevo recorte de empleos no se comunicó, pero según fuentes cercanas al dossier podría elevarse a unos 5.000 puestos.