Donald Trump, REUTERSDONALD TRUMP. REUTERS.

La crisis entre los Estados Unidos y China parece no tener final y, como si fuera poco, la tensión aumenta a cada instante. Con este marco con vientos de guerra, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reclamó este martes a la Asamblea General de la ONU que "responsabilice" a China debido a la pandemia de coronavirus porque, de acuerdo a Trump, el país asiático permitió que el virus "infecte al mundo".

 

Dijo Trump: "El Gobierno chino y la Organización Mundial de la Salud, que virtualmente está controlada por China, declararon falsamente que no había evidencia de transmisión entre humanos".

 

"Después, dijeron con falsedad que las personas sin síntomas no propagarían la enfermedad. Naciones Unidas debe responsabilizar a China por sus acciones", manifestó también el presidente Trump.

 

Noticias relacionadas

En su discurso, cargado de violencia y tensión contra el gigante asiático, el presidente republicano insistió en atacar y acusar frontalmente a China.

 

Así mismo cargó contra la OMS de complicidad con Beijing y aseguró que la organización -que está bajo el paraguas de la ONU- está "controlada" por China.

 

Trump sostuvo además que su país está cumpliendo su "destino" como "pacificador" del mundo, al destacar ante la Asamblea General iniciativas como la normalización de relaciones diplomáticas entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein en Medio Oriente y las negociaciones de paz en Afganistán.

 

Trump manifestó que "con enfoques diferentes" en estos conflictos, su administración logró "resultados diferentes" y muy superiores a los obtenidos en el pasado.