Ataque con machete cerca de la ex sede de la revista Charlie Hebdo, Perís, Francia, REUTERSMÁXIMA TENSIÓN EN LA CAPITAL FRANCESA. REUTERS.

Este viernes, Francia estuvo en alerta máxima y vivió horas de angustia y extrema tensión cuando dos personas resultaron heridas con un machete en París cerca de la anterior sede de la revista Charlie Hebdo.

 

Por el hecho, dos sospechosos quedaron detenidos, en un presunto "ataque terrorista" a cinco años y medio del letal atentado islamista contra ese mismo semanario satírico por publicar polémicas caricatura de Mahoma, informaron autoridades y testigos.

 

El fiscal en jefe de Francia para los casos de extremismo expresó sus sospechas sobre las intenciones de los atacantes no solo por el sitio donde tuvo lugar el ataque, frente al edificio donde funcionaba la redacción de Charlie Hebdo hasta 2015, sino porque coincide con el juicio que se está llevando a cabo en París contra supuestos cómplices de aquel letal atentado.

 

Noticias relacionadas

El fiscal Jean-Francois Ricard sostuvo que el principal sospechoso del apuñalamiento ha sido finalmente detenido con otra persona y agregó que el agresor no conocía a sus dos víctimas, ambos empleados de una compañía productora de documentales que justo habían salido a la calle a fumar.

 

La identidad de los sospechosos no fue dada a conocer, y las motivaciones concretas del ataque quedaron bajo investigación bajo la carátula de "intento de asesinato vinculado a un acto terrorista" y "asociación criminal terrorista".

 

El primer ministro francés, Jean Castex, dijo que los dos heridos fueron hospitalizados pero que sus vidas no corrían peligro, al tiempo que expresó la solidaridad del Gobierno con sus familiares y colegas y reafirmó el compromiso de Francia "en la lucha contra el terrorismo".

 

ATAQUE EN PARÍS. CANAL 26.

 

Decenas de policías invadieron la zona del ataque en el este de París, cerca de la estación de subterráneo Richard Lenoir, que horas después del ataque seguía acordonada.

 

Alumnos de nueve escuelas cercanas han sido confinados dentro de los establecimientos durante algunas horas mientras la policía establecía un perímetro de seguridad en la zona y buscaba sospechosos, informó la autoridad de Educación parisina.

 

El jefe de Gobierno del presidente Emmanuel Macron destacó su "compromiso inquebrantable con la libertad de prensa" y la lucha "contra el terrorismo".

 

Luego del ataque del 7 de enero de 2015, en el que murieron 12 personas, incluyendo algunos de los caricaturistas más célebres de Francia, la revista se mudó a otros locales, cuya dirección se mantiene en secreto.

 

Aquel ataque fue reivindicado por la red islamista radical Al Qaeda en represalia contra la revista por haber publicado caricaturas de Mahoma.

 

"Dos colegas estaban fumando un cigarrillo abajo del edificio, en la calle. Escuché gritos. Fui a la ventana y vi a uno de mis colegas, cubierto de sangre, y a un hombre con un machete persiguiéndolo", contó a la agencia de noticias francesa AFP una empleada de PLTVfilms, ubicada en la misma calle.

 

"Salimos a almorzar a alrededor del mediodía. Cuando llegamos al restaurante la dueña se puso a gritar "¡váyanse!, ¡váyanse!, ¡hay un ataque!... Salimos corriendo y nos encerramos dentro de nuestro local con varios clientes", contó Hassani Erwan, dueño de una peluquería de la zona.

 

El ataque se dio en coincidencia con el juicio por el atentado contra Charlie Hebdo, que se abrió a inicios de mes, en el que 14 personas están siendo juzgadas por un tribunal especial de París por el presunto apoyo brindado a los autores materiales del ataque, dos hermanos que murieron tras el atentado.

 

Hace poco, Al Qaeda amenazó a Charlie Hebdo con otra masacre como la de 2015 después de que la revista volvió a publicar las caricaturas de Mahoma.