Gladys La Bomba Tucumana, la fliaMAL MOMENTO PARA LA BOMBA. FOTO: LA FLIA.

Gladys, La Bomba Tucumana, no atraviesa su mejor momento, pese a ser una de las grandes protagonistas del Cantando 2020. Los problemas ya vienen de larga data y para todos los gustos. La denuncia que le hizo efectiva Morena Rial, por discriminación; y luego también por la irrupción en el ciclo televisivo de Mica Viciconte, alguien con quien definitivamente no se lleva nada bien.

 

Sin embargo eso no esto lo complicado que atraviesa la cantante de Tucumán, ya que ahora se le suma un nuevo inconveniente, nada menor por cierto. ¿Pero qué fue lo que le sucedió?

 

Glady contó al hablar con “Los Ángeles de la Mañana” y dijo que estaba “charlando con la producción para ver qué vamos a hacer porque yo ya soy grande y no tengo ganas de pasarla mal, ni de ir a discutir con la señora que hace la ropa”.

 

Noticias relacionadas

La cantante aseguró además que no tiene otro inconveniente en el programa que no sea el del vestuario. Así, contó: “Ahí cambia todo porque siempre sucede algo que no deseo”.

 

A raíz de esto es que se dieron a conocer imágenes de una cámara oculta en donde La Bomba se queja por la vestimenta antes de su presentación. Es cuando se la escucha pronunciar unas polémicas palabras que podría incluso ser destinataria de una denuncia ante el Inadi por xenofobia.

 

El escándalo se desataría por los dichos de Gladys: “Esa tela es importada, carísima. Yo dije como una estúpida ‘¿para qué figura es?’. ‘Para la chica que está con Jey Mammon’. ¿Y yo qué soy? ¿Yo no soy una figura? ¿Por qué la tela importada no podía ser para mí? O sea, ¿por qué esta tela que vale dos pesos? Re laburada, pero bien laburada, no. Lo han pegado esto rápido como para zafarlo”, se queja la cantante en un bar. Aún más enojada, agrega: “No puede haber forma que yo me vea más o menos bien adentro de esto. Pero si esto se lo ponés a cualquiera… Esto es de una villera boliviana”, dice.

 

Gladys La Bomba Tucumana, cámara oculta, LAMIMAGEN DE LA CAMARA OCULTA A LA BOMBA. FOTO: LAM.

 

Esta frase final es la que -en definitiva- podría generarle más de un dolor de cabeza.

 

Pero hay más. El conductor del programa contó que la artista gritó que le “dan estas telas de mierda porque soy bailantera” y que sus dichos hicieron llorar a “Patito”, la chica que encargada de hacer el vestido.

 

Su frase “esto es de una villera boliviana” causó tanta indignación y polémica que Gladys decidió grabar un video mientras viajaba en un taxi, relatando que está “muy triste” por “todo lo que sucedió en el programa y también en otro” (haciendo referencia a la cámara que transmitieron en “LAM”), desde donde “hacen cosas para desestabilizarme emocionalmente”. Secándose las lágrimas, la artista tucumana señaló a la persona que la filmó a escondidas, culpándola de lo acontecido: “Me grabó en una charla íntima con gente de mi entorno y casi me muero recién cuando veo eso. ¿A esas cosas llega el ser humano? ¿A esas cosas tan bajas? Estoy tremendamente dolida. Me grabó diciendo cosas que yo sentía. Voy a empezar a grabar para que ustedes vean las ropas, vestuarios y cosas que le hacen a otras personas, y la manera en que me tratan”.

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Gla Jimenez (@gladyslabomba18) el

 

Durante los casi 20 minutos que tiene el video, la figura de la movida tropical lanzó acusaciones, manifestó sus penurias y remarcó que “siempre pasa algo para perjudicarme”, pero jamás se disculpó por sus dichos xenófobos.

 

“Duele que me quieran dejar como una loca, pretenciosa y agrandada, cuando no soy nada de eso. Es doloroso ver, leer y escuchar que digan cosas que nada que ver. No soy una jodida, soy esto que ven”, manifestó.