Coronavirus, vacuna Oxford, REUTERSVacuna de coronavirus.

El médico británico Jeremy Farrar fue uno de los primeros en alertar de unas neumonías sin explicación recién detectadas en la ciudad china de Wuhan

 

Farrar nacido en Singapur en 1961, dirige la Wellcome Trust, una organización benéfica con sede en Londres que tiene 30.000 millones de euros en inversiones y dedica las ganancias a financiar investigación científica.

 

La Wellcome Trust también está detrás del Acelerador ACT, una iniciativa liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para impulsar vacunas y tratamientos contra el coronavirus. Farrar defiende que solo hay un camino para salir de esta crisis: vacunar a unas pocas personas en cada país, no a todas en unos pocos países.

 

Noticias relacionadas

El científico afirma que el coronavirus seguirá en la población en los próximos años y quizá para siempre. Tenemos que aprender, mediante tratamientos y vacunas, a controlarla, reducir su impacto y vivir con ella, como hacemos con la gripe, con otros coronavirus o con el VIH. No se va a ir.

 

Ante la pregunta de los periodistas al científico de: "¿Cuándo cree que volveremos a esa normalidad?", Farrar responde: "Creo que llegarán en 2021. Creo que tendremos resultados en noviembre y diciembre de este año. Y tendremos buenas vacunas en 2021, que podrán estar disponibles para toda la gente que las necesite en todo el mundo. Y eso será el comienzo de la nueva era en 2021. La sociedad volverá a una cierta normalidad".

 

"Probablemente el 20 o el 30 por ciento de la población de cada país necesitará la vacuna en los primeros seis meses desde que la tengamos. Y entonces el mundo podrá volver a la normalidad. La vía para salvar vidas, abrir la economía y recuperar los colegios es vacunar a algunas personas en todos los países. Este es el camino más rápido para salir de esta pandemia", afirma el científico.

 

Farrar es esperanzador en cuanto a la vuelta a la "normalidad": "En el verano de 2021 podemos empezar a ver una reducción en la transmisión del virus, con las vacunas empezando a estar disponibles y la gente volviendo a una vida normal".

 

"El camino más rápido es vacunar a las personas mayores, a los trabajadores sanitarios y a los trabajadores esenciales, y asegurarte de que tus países vecinos vacunan de la misma manera. Entonces puedes hacer que la economía vuelva a funcionar y que los colegios vuelvan a abrir, no tenés que volver a los confinamientos", concluyó Farrar.