Luis Lacalle Pou, elecciones en Uruguay, foto Twitter Luis Lacalle PouPresidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, votando. Foto: Twitter Luis Lacalle Pou.

Luis Lacalle Pou y su facción política, el Partido Nacional, salieron muy airosos de las elecciones regionales y se quedaron con tres departamentos (el equivalente a las provincias en Argentina) de los seis que el Frente Amplio había ganado previamente en 2015. Así surge del escrutinio definitivo sobre las elecciones que se llevaron a cabo en Uruguay este domingo.

 

El Partido Nacional logró alzarse con el triunfo en 15 de los 19 departamentos, luego de que a los 12 que ya ganó cinco años atrás le sumara Rocha, Paysandú y Río Negro.

 

La agrupación política de Lacalle Pou ya gobernaba en Artigas, Cerro Largo, Colonia, Durazno, Flores, Florida, Lavalleja, Maldonado, San José, Soriano, Tacuarembó y Treinta y Tres.

 

Noticias relacionadas

Así mismo, la coalición de izquierda que gobernó Uruguay entre 2005 y 2020 siguió siendo fuerte en sus tradicionales bastiones, por caso Montevideo y Canelones, los más poblados de Uruguay, con 2,1 millones de habitantes de los 3,5 millones que tiene el país.

 

En el departamento capitalino, donde el Frente Amplio está a cargo de la Intendencia desde 1990, el triunfo fue para Carolina Cosse, exministra de Industria, Energía y Minería (2015-2019) y precandidata presidencial en 2019. También, confirmó su victoria en Salto, pese a estar en dura pugna durante buena parte de la noche con los “blancos”.

 

Por su lado, el Partido Colorado, socio en el Gobierno ganó solo en su feudo tradicional, Rivera, fronterizo con Brasil.

 

Unos 2,7 millones de uruguayos estaban llamados a elegir a los gobernantes de 19 departamentos y 125 municipios en unos comicios que debían celebrarse en mayo y quedaron pospuestos por la pandemia.

 

La jornada electoral regional, tuvo con una participación del 85 % del censo electoral, y se desarrolló normalmente.

 

Estos comicios cierran el período abierto en 2019 en Uruguay con las elecciones legislativas y presidenciales de octubre y noviembre -precedidas en junio por las primarias de los partidos- y concluyen inusualmente en septiembre de 2020, cuando en quinquenios anteriores los representantes locales ya gobernaban.