Coronavirus, Estados Unidos, REUTERSPandemia global de coronavirus. Reuters.

La pandemia global de coronavirus que afecta al mundo entero desde hace ya varios meses, sigue en avance, pese a ciertos momentos de baja en la cantidad de víctimas por el virus. Con ese marco, es que la opinión de los expertos cobra relevancia y debe ser muy escuchada.

 

Este martes, las noticias no han sido nada alentadoras para nadie. Es que el mundo ha superado con creces el millón de fallecidos, algo que activó una vez más todas las alarmas.

 

Así las cosas, son varios los especialistas que se manifestaron y alertaron sobre un escenario pesimista frente al permanente avance de la enfermedad.

 

Noticias relacionadas

Apenas es el comienzo. A esta pandemia le quedan muchas más semanas por delante de las que ha dejado atrás”, dijo Lawrence Goston, profesor de leyes mundiales de salud en la Universidad de Georgetown.

 

“No es sólo un número. Son seres humanos. Son personas que queremos”, dijo el doctor Howard Markel, profesor de historia médica en la Universidad de Michigan que ha asesorado a funcionarios del gobierno en la respuesta a la pandemia y quien perdió a su madre de 89 años a causa del COVID-19 en febrero.

 

“Eran padres y madres, esposas y esposos, hermanos y hermanas, amigos y colegas”, sostuvo António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, y agregó: “El dolor se ha visto multiplicado por la brutalidad de esta enfermedad. El riesgo de contagio mantuvo a las familias alejadas del lecho (de los enfermos). Y el proceso de duelo y de celebrar una vida a menudo se hizo imposible”.

 

La cantidad de víctimas, recopilada diariamente por la Universidad Johns Hopkins, es aún mayor que toda la población total de Jerusalén o de Austin, Texas. Es dos veces y media más grande que el público que asistió a Woodstock en 1969. Es más de cuatro veces superior al número de muertos que dejó el terremoto y tsunami de 2004 en el Océano Índico.

 

Lo más dramático y preocupante, más allá de los números comparativos para graficar la gravedad de la situación, es que la cantidad de víctimas aumenta a cada instante.

 

“Entiendo por qué los números están perdiendo el poder de asombrar, pero aún pienso que es realmente importante que entendamos la magnitud real de estas cifras”, sostuvo por su lado Mark Honigsbaum, autor de “The Pandemic Century: One Hundred Years of Panic, Hysteria and Hubris” (El siglo de la pandemia: Cien años de pánico, histeria y arrogancia").

 

Guterres insistió en que “no hay un final a la vista para la expansión del virus, la pérdida de empleos, la interrupción de la educación, el trastorno a nuestras vidas”.