Premier League, Manchester City, Leeds, Guardiola, Bielsa, NAPOR TEO COQUET

Dos viejos conocidos se cruzaban nuevamente en Elland Road. Por un lado, Bielsa. Por el otro, Pep Guardiola. Ya se habían encontrado en la vida y también futbolísticamente, cuando el Loco dirigía al Athletic Bilbao. El historial marca que el español domina esos enfrentamientos con dos victorias al mando del Barcelona y, con el de hoy, dos empates ante los conjuntos del argentino.

 

El partido comenzó siendo una ola celeste. De hecho, los registros marcan que un 40% del juego total se ejerció en el área defensiva de Leeds. El planteo táctico de Pep Guardiola parecía atropellar todo lo que había planeado el argentino en la previa. La salida desde el jardín de Meslier, arquero white, era un dolor de cabeza constante. El City en defensa era presión pura. Atorar todas las alternativas de pase y golpear mediante Sterling, De Bruyne y Mahrez. La única chance para el local en el segundo tiempo era que los visitantes sean menos intensos.

 

La segunda mitad mostró otra cara. Con el marcador a favor, el empuje insistente decreció y eso hizo que la confianza del Leeds vuelva a aparecer. Ese equipo que complicó al último campeón (Liverpool en la fecha 1) revivió por un lapso de tiempo y ahí llegó el gol de la incorporación reciente, Rodrigo Moreno a los 59 minutos. En un momento, hasta parecía que podían ganarlo. El Leeds era un boxeador con mejor estado físico, el City boxeaba más cansado, pero los mejores golpes seguían en su poder.

Premier League, Manchester City, Leeds, Guardiola, Bielsa, NANA 

Noticias relacionadas

Finalmente, el encuentro quedó sin dueño. Se repartieron los puntos y también halagos: "Fue bueno, ¿no? Los dos equipos quisieron, atacaron. Fue un buen partido y un resultado justo", declaró Pep. "No habría sido justo si hubiéramos ganado este partido. Fue posible, pero no habría sido justo", sentenció Bielsa, que con su sonrisa en el saludo protocolar lo dijo todo.

 

Punto favorable para los whites, que deberán medirse ante Wolves el 19 de octubre. Por su parte, el City de Pep, que no gana desde el 21 de septiembre por Premier (3-1 a Wolves), buscará reponerse en un partido especial. Deberá cruzarse ante el Arsenal de Arteta, su ex ayudante de campo. Corren las jornadas y la Premier League siempre tiene algún condimento nuevo para entretenernos.