Nadia Podoroska y Diego Schwartzman, tenis, Roland Garros, REUTERSREUTERS 

La tenista rosarina Nadia Podoroska, que venció con un contundente 6-2 y 6-4 a la ucraniana Elina Svitólina, número 5 del mundo, se enfrentará el jueves por la mañana a Iga Swiatek. La polaca de 19 años (54º) viene de derrotar en sets corridos a la italiana Martina Trevisan (159°).

 

El Peque Schwartzman, que superó en un encuentro maratónico a Dominic Thiem -N°3 del mundo- y se aseguró un lugar dentro del top 10 del ranking ATP, jugará el viernes ante el ganador del partido entre Rafael Nadal y Jannik Sinner.

 

La rosarina de 23 años, que entró al cuadro principal de Roland Garros desde la clasificación, se metió este martes en las semifinales del Grand Slam de París tras su victoria ante Svitolina,

 

Noticias relacionadas

Luego de la que fue la victoria más importante en lo que va de su carrera, Podoroska se lo dedicó a “los argentinos que la están pasando mal por la pandemia”.

 

“Es muy difícil para mí hablar después del partido, estoy muy feliz”, comenzó la jugadora que, a partir de la próxima semana aparecerá dentro del top 50 del ranking. Y agregó: “Sé que hay mucha gente en Argentina viendo mi partido, siguiéndome, es mucho el apoyo que estoy recibiendo, para mí es muy importante y un honor poder darles esta alegría en este difícil momento que están pasando por la pandemia”.

 

Podoroska jugó un partido de altísimo nivel y dominó desde todo punto de vista: en lo físico, en lo mental y en lo tenístico. “Trato de tener todos los golpes en mi juego, trabajé mucho con mi coach durante la cuarentena y gracias a eso estoy aquí hoy”, destacó “La Rusa”.

 

Ella es la primera tenista argentina en 16 años en llegar a semifinales en Roland Garros, gesta que había logrado la cordobesa Paola Suárez en 2004.

 

El Peque volvió a mostrarse en un nivel superlativo. Así, logró ganarle a un temible Thiem luego de más de cinco hortas de batallar y acceder por primera vez a la semifinal de un Grand Slam.

 

No se trata de un partido aislado. Schwartzman vive un sólido presente en su carrera y llegó a esta competencia como reciente finalista del Masters 1000 de Roma, con la victoria más importante de su carrera ante el mejor jugador de la historia en polvo de ladrillo: el español Rafael Nadal.

 

“Siento que cada vez hago más méritos para estar entre los mejores del mundo”, reflexionó luego de la victoria de este martes el jugador de 28 años.

  

Y completó: "Dominic es de los mejores jugadores del mundo, jugó dos finales acá. Somos amigos, siento muchísimo respeto por él. Este partido para mí es muy importante, por haber ganado después de cinco horas. Creía que al final de esta noche yo merecía ganar”.