Trump comenzó un tratamiento con Remdesivir, aunque se mantiene sin suministro adicional de oxígenoDonald Trump se enfrenta a decenas de contagios de coronavirus en Estados Unidos.

Tras el contagio de coronavirus del presidente Donald Trump, la secretaria de Prensa Kayleigh McEnany, el jefe de la campaña de su campaña electoral, Bill Stepien, el jefe del Estado Mayor conjunto Mark Milley y otros altos cargos del Pentágono se encuentran también infectados y deberán cumplir con el aislamiento de 14 días.

 

La cuarentena afecta a prácticamente todos los principales asesores militares del presidente estadounidense, revelaron los diarios The New York Times y The Wall Street Journal, citando fuentes del pentagono. Milley, que a sus 62 años ocupa el cargo militar más importante de Estados Unidos, tiene en su casa una sala equipada con todas las comunicaciones y seguridad necesarias para poder asesorar a Trump de forma remota.

 

Los infectados del presidente fueron: la primera dama Melania, han resultado contagiados la exdirectora de comunicación Hope Hicks, cuyo contagio se ltró en primer lugar, el senador republicano por Utah Mike Lee, la consejera del presidente Kellyanne Conway, la presidenta del Comité Nacional republicano Ronna McDaniel, los senadores Thom Tillis y Ron Johnson y el jefe de campaña de Trump Bill Stepien.

 

Noticias relacionadas

Además de estos casos confirmados en los primeros días tras la infección del presidente, se
sumarían dos asistentes Chad Gilmartin y Karoline Leavitt, y el exgobernador de New Jersey Chris Christie, que ayudó a Trump a entrenarse para el debate con Joe Biden, al que Trump podría haber acudido infectado por el virus.

 

Pese a las "bajas" dentro de su administración, el mandatario mantiene su retórica negacionista sobre el coronavirus. Sus comentarios en Twitter, diciendo a la gente que no temieran al virus y siguieran con sus vidas, fueron como mínimo controvertido en un país que cuenta ya con más de 210.000 muertos por la enfermedad.

 

La presidenta de la Cámara de Representates respondió a través de un comunicado que señala que "Trump muestra su desprecio por la ciencia y se niega a poner dinero en los bolsillos de los trabajadores, a menos que su nombre esté impreso en el cheque" y aseguró que la Casa Blanca está "en completo desorden".

 

Gentileza Euronews.