Federico SturzeneggerFederico Sturzenegger

Sectores empresarios vinculados al campo buscan impulsar una salida de depósitos del banco Credicoop, la entidad presidida por el diputado oficialista Carlos Heller. Esta iniciativa fue la que generó un recuerdo inesperado por parte del ex presidente del Banco Central y ex funcionario de Mauricio Macri, Federico Sturzenegger. 

 

El propio funcionario de la era macrista le reclamó al legislador Heller haber sido autor de un hecho similar en 2012, cuando el propio Sturzenegger era presidente del Banco Ciudad.

 

Por aquel entonces, Heller, como diputado nacional, había sido uno de los promotores de la ley Conti (26.764), que le quitaba a aquella entidad los depósitos judiciales que desde 1966 se realizaban ahí para trasladarlos al Banco Nación. En 2017, esta ley se declaró inconstitucional por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal.

 

Noticias relacionadas

En medio de la polémica actual, fue el propio ex presidente del Banco Central quien no dejó pasar su comentario en Twitter: "Feo eso de que promuevan sacar los depósitos de un banco. Yo lo viví en carne propia cuando en 2012 @CarlosHeller militó la Ley Conti que le sacó el 40% de los depósitos al Banco Ciudad. Años después se dictaminó que la ley era inconstitucional pero del daño nadie se hizo cargo".

 

Más allá de su comentario, se sabe que la ley Conti no le quitó de forma directa depósitos al Banco Ciudad pero la normativa regía para los nuevos fondos que se generaran, a partir de la promulgación de la ley debían ir al Nación y así afectaba al balance de la entidad bancaria. Los depósitos judiciales están más tiempo inmovilizados que los otros habituales del sistema. Ello les permite otorgar créditos a más largo plazo. En ese entonces, el Banco Ciudad se había posicionado como la segunda con más créditos hipotecarios dados.

 

Incluso, dicho banco había finalizado un proceso de digitalización de esa operatoria, iniciada allá por 2001 bajo la presidencia de Roberto Feletti. El mencionado, incluso, también votó luego a favor de la ley Conti en el año mencionado.

Carlos Heller (NA)HELLER. NA 

Carlos Heller viene siendo noticia estos días por este tema. Incluso, algunos productores rurales promovieron la iniciativa de retirar los depósitos del Banco Credicoop en rechazo al "aporte solidario extraordinario" sobre los contribuyentes con patrimonios mayores a los $200 millones. El autor intelectual de esta cuestión es el propio Heller, junto a Máximo Kirchner.

 

Dicha iniciativa tuvo el visto negativo desde el oficialismo y la oposición, por igual. Y generó el debate de dos cargos al mismo tiempo: ser diputado nacional y presidente de un banco. ¿Es posible ello?

 

Al respecto, el ex ministro de Economía Hernán Lacunza, sentenció en Twitter: "Cerrar cuentas en un banco porque su presidente, en su rol de legislador, impulsa un proyecto de ley polémico suma un problema adicional y no mejora el proyecto. En todo caso, habría que cuestionar si ser presidente en ejercicio de un banco es compatible con ser legislador".

 

Y sumó, además: "¿Qué pasaría, por ejemplo, si tuviera que votar una ley de entidades financieras, impuestos a cooperativas o reformar la carta orgánica del Banco Central? Represalias sobre una actividad privada para cuestionar un proyecto de ley cae en la misma confusión de planos. Creo".

 

Por su parte, el propio Heller cuestionó la intención de algunos sectores de cerrar cuentas en el banco que conduce al decir que "es un acto profundamente antidemocrático, porque intentan sancionarme a mí y a la entidad que yo presido porque estoy participando de una iniciativa con la que no están de acuerdo. Es antidemocrático por donde se lo mire. Yo no soy dueño sino el presidente del consejo de administración".

 

Agregó que "las sociedades rurales no se caracterizan por tener un vínculo con la banca cooperativa. Están invitando a sus asociados a cerrar cuentas que nunca abrieron. Lo que tenemos son cuentas de cooperativas, agricultores, campesino y chacareros. 112 de nuestras 274 filiales están en localidades cuya principal actividad económica es la agropecuaria y en 50 de esas 112 estamos nosotros y algún banco público, porque no es negocio para los privados".

 

"Con esa práctica, están actuando contra intereses de la gente que dicen defender. Y la campaña de trolls es una vergüenza, terrorismo puro", sentenció Heller.