Jorge Neuss y su esposaJorge Neuss junto a su esposa Silvia Saravia.

La noticia sorprendió a todos en la mañana del domingo: el empresario Jorge Neuss mató de un tiro a su esposa Silvia Saravia y luego se suicidó. El crimen ocurrió este sábado en la casa que compartía en el country Martindale en Pilar.

Noticias relacionadas

 

Aún no se ha establecido las causas que llevaron a la muerte de ambos, se investiga si se trató de un femicidio o hubo un pacto suicida. La clave del caso podría estar en el testimonio del hijo de 35 años del matrimonio. El joven vivía con sus padres y fue el que llamó a la policía.

 

El homicidio podría estar relacionado a la noticia que les dio días atrás sobre una enfermedad terminal que padece: le detectaron cáncer. Según relató, ambos “se encontraban muy consternados y deprimidos” por ese motivo, indicaron fuentes policiales.

 

La fiscal María José Basiglio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Violencia de Género, no descarta el femicidio y analiza otros testimonios para terminar de esclarecer el caso. Entre ellos, el de dos empleadas de limpieza que se encontraban en la casa en el momento de los disparos.

 

Neuss fue encontrado en estado grave en el baño en suite de la habitación matrimonial y según trascendió, la puerta se encontraba cerrada por dentro. Los disparos habrían sido realizados con un revólver de calibre 38, que era propiedad del empresario.

 

A las 22 del sábado había comenzado la autopsia en el cuerpo de Silvia Saravia, para determinar si hubo otro tipo de lesiones. Los forenses también buscarán indicios en el cuerpo del empresario.

 

El hijo de Neuss y Saravia estaba en su casa, a unos metros de la vivienda de sus padres, también del country club Martindale cuando fue alertado por las empleadas y llamó a la policía. En ese primer contacto con los investigadores deslizó la hipótesis de “pacto suicida”.

 

La causa lleva el rótulo de “Homicidio y tentativa de suicidio”. El country Martindale ya había sido el escenario de otro femicidio que conmovió el país el 21 de agosto de 2.015, cuando otro empresario, Fernando Farré, asesinó a su esposa, Claudia Schaefer, de 66 puñaladas. Por ese crimen, Farré cumple prisión perpetua, a la que fue condenado en 2.017.