Alberto Fernández en el acto del 17 de octubreAlberto Fernández en el día de la Lealtad Peronista.

Un miembro del equipo digital que el sábado iba a realizar la primera movilización virtual "75 octubres" en la historia argentina cuando habilitó el acceso al público empezaron a sufrir un durísimo ataque cibernético, un hackeo bajo la forma habitual, el pedido de ingreso de más cantidad de usuarios de los que puede soportar una página, para dejarla fuera de servicio.

 

El hackeo fue denominado “ataque de denegación de servicios”, que se realiza a través de bots que saturan los puertos de ingreso bombardeando en forma continua información, hasta que logran saturar. Fue así que la página 75octubres.ar estaba preparada para que entraran 50 mil personas por segundo, pero con servidores instalados en 40 países del mundo que dispararon millones de bots, lograron hacerla colapsar.

 

″Fue un ataque profesional, que no esperábamos en esa dimensión, cambiamos nueve veces de servidores y nos seguían, tenían la capacidad para hacerlo”, explicaron desde la organización digital del evento.

 

Noticias relacionadas

Por otro lado, desde el gobierno revelaron que esperan el informe técnico de Javier Grosman e Ignacio Saavedra, responsables del evento virtual, para dar una opinión fundada de lo que ocurrió. Genéricamente informaron que “fue un terrible ataque cibernético sincronizado".

 

Los organizadores detallaron que se necesita entre 100 mil y 150 mil dólares para realizar un ataque de esas dimensiones, que “no es una enormidad de dinero, pero tampoco lo tiene cualquiera para gastar,”. “Nos cortaron los puentes informáticos”.

 

A pesar del fracaso de la movilización digital, desde el gobierno se mostraron satisfechos con el acto y con la expresión de la militancia en la calle, muchos de los cuales salieron en sus autos porque no podían manifestarse en forma virtual. La movilización resultó muy parecida a las realizadas por la oposición: autos, banderas, barbijos, caravanas, bocinazos.