Coronavirus, vacuna Oxford, REUTERSVacuna de Oxford, REUTERS.

La vacuna contra el coronavirus de Oxford “desencadenó una fuerte respuesta inmune” en los voluntarios que accedieron a los primeros ensayos. 

Noticias relacionadas

 

Un estudio de la Universidad de Bristol desarrolló un método para comprobar que la inoculación (lo que se va a “introducir”) “contiene todos los componentes correctos, lo que proporciona una mayor evidencia de que la vacuna funciona y es segura”.

 

Isabel Casetti, médica infectóloga (M.N. 55.583) definió: “Para desarrollar una vacuna, se mide la seguridad, es decir que no provoque eventos adversos serios. También se estudia la inmunogenicidad, que es para ver la respuesta inmunológica en general y se mide por la respuesta de anticuerpos”.

 

En un comunicado, la Universidad informó que la vacuna “fue sometida a pruebas rigurosas”, y que su equipo validó que sigue con precisión las instrucciones genéticas programadas.

 

Los investigadores británicos comprobaron que la vacuna “estaba correctamente diseñada” para replicar las partes de la composición del coronavirus necesarias para “entrenar” al sistema inmunológico para combatir la enfermedad.

 

De esta forma, el organismo de la persona sabrá cómo atacar a una proteína y proporcionará las herramientas biológicas necesarias para combatir el virus, dicen los responsables de la investigación.

 

“Este es un estudio importante, ya que podemos confirmar que las instrucciones genéticas que sustentan esta vacuna, que se está desarrollando lo más rápida y seguramente posible, se siguen correctamente cuando entran en una célula humana”, resaltó el doctor David Matthews, de la Facultad de Medicina Celular y Molecular de Bristol y quien dirigió la investigación.