Champions League, Juventus vs. Barcelona, Messi, REUTERSChampions League, Juventus vs. Barcelona, Messi, REUTERS

POR TEO COQUET

La parada por Champions League parecía más brava a lo lejos. Pero el primer tiempo ya mostró una cara diferente del Barcelona que veníamos viendo. El 3-1 recibido en casa ante el Real Madrid, más la renuncia reciente de su Presidente, Josep María Bartomeu, fue un golpazo anímico para los dirigidos por Ronald Koeman que salieron a ganar en Turín ante una Juventus sin Cristiano Ronaldo, pero con la presencia del argentino, Paulo Dybala.

Noticias relacionadas

 

Con un 4-4-2 claro, con Antoine Griezmann y Lionel Messi como referencias de ataque, los blaugranas cerraron la primera parte con 7 remates sobre 2 intentos del local. Los comandados por Andrea Pirlo intentaron atacar por donde suelen sacar jugo, las bandas. Pero la línea de 4 mediocampistas culés, con Pedri por un lado y Dembélé por el otro, taparon esas posibles subidas por los costados y evitaron que el peligro se acerque al arco de Neto, que logró terminar en 0 en los primeros 45 minutos.

Champions League, Juventus vs. Barcelona, Messi, REUTERSREUTERS

En cuanto a lo ofensivo, el equipo culé tuvo esa reacción de la que hablamos al principio: Dembélé como opción principal para desbordar por derecha y Jordi Alba con la misma función en ataque por izquierda. Así llegó el primer tanto del encuentro, cuando a los 14 minutos Lionel Messi colocó el balón por el sector derecho y el extremo francés abrió el marcador después de un disparo que se desvió en un jugador de la Vecchia Signora.

 

La segunda mitad comenzó con un Barça parecido. Se protegía con la pelota en su poder y armó transiciones interesantes. Pero cuando menos se lo esperaban, caía un gol anulado a Morata (fueron 3 goles dados de baja por el VAR en su cuenta). Las dos caras del Barcelona en 10 minutos: un equipo que ataca mejor de lo que defiende.

Champions League, Juventus vs. Barcelona, Messi, REUTERSREUTERS

El párrafo para Messi hoy es meritorio. Y hay razones que lo argumentan: su adaptación a su nuevo rol de armador, su manera de juntar marcas y soltar la pelota cuando la jugada lo pedía, y el rival, Juventus en Italia. Abrochó 75 de 79 pases intentados, siendo la mayoría en el sector ofensivo. Además fue el que cambió de frente la jugada en el gol anotado por Dembélé y cerró la noche italiana con un gol anotado desde el punto del penal. Estupenda noche del 10 argentino. Otra de tantas que nos regaló a lo largo de su carrera.

 

Fue 2-0 para el Barcelona en la casa de la Juventus y es un triunfazo para volver a pararse después de la caída en el clásico ante el Madrid. ¿Qué se viene para los dos en Champions? El conjunto Blaugrana recibirá al Dinamo Kyev en el Camp Nou por la jornada 3. Por su parte, la Juve buscará recomponerse en la Champions en su visita a Hungría, donde jugará ante el Ferencváros.