Recep Tayyip Erdogan y Emmanuel Macron, Turquía y FranciaERDOGAN VS MACRON

POR MANUEL CASTRO

Definitivamente las relaciones no están en su mejor momento entre Turquía y Francia, ¿o debería decir entre Erdogán y Macron?

 

Hace unos días el mandatario turco dijo que su colega francés “necesitaba una revisión mental”. Ahora puso quinta y llamó a todos los turcos a secundar la campaña internacional de boicot a productos franceses. ¡Menos mal que Turquía forma parte, junco con Francia, de la OTAN!

 

Y agregó más, comparó la situación en que viven los musulmanes hoy (será en Francia) con la campaña contra los judíos antes de la Segunda Guerra Mundial. ¿No será mucho?

Noticias relacionadas

  

Los cristianos no solo han sido perseguidos en zonas de islamismo extremo, también han sido asesinados y no en la Edad Media; ha sido en los últimos años. Y eso no ocurre con los musulmanes ni en Francia ni en el resto de Europa. Y menos en Alemania donde viven unos cuatro millones de ciudadanos turcos o de origen turco.

 

La muerte del profesor Samuel Paty fue un homicidio llevado a cabo por un homicida que se creyó un enviado de Dios. Y es de eso de lo que se está hablando, de un crimen, y no, de religión. Un asesino es un asesino, sea musulmán, cristiano, budista o ateo.

 

Lo que se debe comprender es que un estado laico, como lo es Francia, al igual que otros estados dentro de la Unión Europea, goza de lo que se llama laicidad y de libertad de expresión guardándose las creencias para el ámbito privado. Y eso incluye también a los cristianos, más allá que una gran parte del mundo occidental deba, guste o no, su identidad de valores al Cristianismo. Lo mismo ocurre para los países cuya fe es el Islam, sus valores son islámicos. Pero no hay que mezclar. Muchos crímenes se han cometido en nombre de Dios a lo largo de la historia y no creo que el Altísimo hubiera querido eso.

 

Ante esta situación ¿qué hubiera dicho Mustafá Kemal Ataturk?, el padre de la Turquía moderna que dio derechos civiles y políticos a la mujer, cambió el alfabeto tradicional por el occidental, las vestimentas, el calendario (se adoptó el occidental de la era cristiana) para mencionar solo alguno de ellos.

 

La cuestión es otra. Se están produciendo acomodamientos estratégicos a nivel mundial. Nuevas zonas de influencia (Libia, Chipre, otras zonas del mediterráneo, el Cáucaso, y el apoyo a Azerbaiyán, Siria). Acciones militares. Posicionamientos en nuevos territorios para hacerse de combustibles (de los convencionales). Francia está siendo un rival en lugares que Turquía considera de su influencia natural. También está Rusia.

 

No es la primera vez que Europa o un país europeo ha tenido algún tipo de tensión con el otrora Imperio Otomano o como también se lo llamaba La Sublime Puerta. Ocurrió el 7 de octubre de 1571 en cercanías de la ciudad griega de Náfpaktos a la que todos conocemos como Lepanto. El choque de Armadas que culminó con la victoria de los cristianos comandados por el español Don Juan de Austria; y como consecuencia, el declive de la influencia turca en Europa que hasta amenazaba con tomar la ciudad de Viena.

 

Las 2.300 mezquitas y otros lugares de culto se han convertido en focos de tensiones que hasta han enfrentado a los propios creyentes, llegando incluso a amenazar al rector de la mezquita Nur El Mohamed que es partidario de mantener el orden estatal.

 

Las protestas se fogonean no solo en Turquía sino también en Irán, Paquistán, Jordania, Kuwait y en la Franja de Gaza.

 

Pero no nos equivoquemos, lo que ocurrió con el profesor Paty fue un homicidio. Que la fe no sea puesta en cuestiones que nada tienen que ver con ella. No metamos a la religión en esto.