Fernán Quirós, ministro de salud porteño, YouTubeQUIRÓS. YOUTUBE.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, sostuvo hoy que la curva de contagios sigue bajando en la Ciudad de Buenos Aires, que "la experiencia europea tiene que ser de aprendizaje" para evitar un rebrote como el que se da allá; y se refirió también a la nueva cepa de coronavirus que se extiende en aquel continente, la 20A.EU1.

 

"Si la mayoría de la gente (en el país) piensa que no se quiere cuidar, el rebrote es inevitable. Queremos sostener un verano donde la gente disfrute sus vacaciones", dijo este viernes el ministro porteño durante el parte diario sobre la situación sanitaria de la Ciudad. 

 

Quirós agregó que para mitigar un posible rebrote en Argentina, las personas tienen que seguir enfocadas en "las medidas de prevención, el uso del barbijo, mantener distancia y el lavado de manos".

 

Noticias relacionadas

"La experiencia europea tiene que ser de aprendizaje, e insistimos en que las curvas epidemiológicas bajan por dos cuestiones: porque los gobiernos intensifican la estrategia de rastreo y testeos, pero también porque las personas aprenden a tomar hábitos que permiten recuperar actividades habituales pero con cuidados", manifestó Quirós.

 

Además, el funcionario explicó que "hay un tercer componente que tiene que ver con una dinámica social determinada, siempre hay grupos que se contagian más fácilmente, que son los más vulnerables, los trabajadores esenciales, los que viven en hacinamiento o confinados con otros grupos, son lugares donde el virus circula rápidamente". 

Al referirse a países europeos como España, Italia, Gran Bretaña o Francia, en los que se vive una segunda ola de casos por el virus, el ministro señaló que "el verano les hizo perder algunos de los tres componentes que hace unos meses les hizo bajar la curva".

 

"Durante el verano, las políticas públicas bajaron su intensidad; la ciudadanía había tenido una falsa sensación de finalidad del problema y perdió la capacidad de cuidarse de los súpercontagios, y hubo un cambio de la dinámica social por el contexto de las vacaciones y los comportamientos de la juventud que hizo que el virus encuentre otros canales de circulación", expresó.

 

Al referirse a la vacuna, sostuvo: "Hay que tener en cuenta igual que el rebrote no se evita con la vacunación de los grupos de riesgo, lo que evita es el daño y la mortalidad de los más vulnerables".

 

Y concluyó: "Si la vacunación no es completa, los contagios van a seguir ocurriendo entre personas de menor riesgo, por eso es importante para mitigar la situación, seguir enfocados en el cuidado y evitar los supercontagios en lugares cerrados y sin tapabocas".