Fernán Quirós, ministro de salud porteño, YouTubeFernán Quirós, ministro de Salud porteño.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, confirmó que para las fiestas de fin de año la vacuna contra el coronavirus no estará “operativa para aplicar", pero que tal vez para ese entonces se pueda contar con “algún corte técnico para evaluar” en nuestro país.

Noticias relacionadas

 

Quirós explicó en una entrevista televisiva: “Separaría lo que dijo el Presidente (Alberto Fernández) que es ‘en diciembre me prometieron esta cantidad de vacunas’ y diferente es si de esa vacuna, al momento que nos puedan proveer, hay suficiente información científica válida para decir ‘esto es para aplicar a millones de personas’. Son dos cosas bien diferentes. Yo hablo de la cuestión técnica y no de la adquisición de la vacuna”.

 

Según declaraciones del presidente Fernández: “si todo sale según lo esperado” en la fase 3 de estudio, la Argentina “estará en condiciones de comenzar a vacunar a la población de riesgo entre el final de este año y el comienzo del próximo”.

 

Quirós advirtió que “el peor escenario es una expectativa que no se cumpla” tras aclarar que actualmente "ninguna vacuna ha hecho un corte interino como para evaluar” y explicar que ese “punto intermedio, no es una aprobación sino una aprobación de emergencia”.

 

En relación a la cantidad de vacunas, el ministro dijo: “Todas las vacunas han ido cumpliendo una serie de procesos. Hay 11 vacunas que han pasado a fase 3 y de ellas hay algunas que están muy cerca de pasar a los que se llama un punto intermedio, que no es una aprobación, sino una aprobación de emergencia de la vacuna”.

 

En la Ciudad prevén entonces que la vacunación de los grupos de riesgo comience en los primeros meses del año próximo, por eso se anticipan a recomendar continuar con las medidas de cuidados por si sucede un rebrote como en Europa.

 

“La vacunación en la primera etapa no evita el rebrote, si no que si ocurre el rebrote genera el menor daño posible. La gente que más se daña o fallece esté más protegida, pero al rebrote hay que cuidarlo con las políticas de rastreo, testeo e investigación epidemiológica y hay que cuidarlo con el diálogo franco con la ciudadanía y la construcción de un camino de cuidado conjunto”, aseveró Quirós.