Presidente del Banco Mundial David MalpassPresidente del Banco Mundial David Malpass.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, pidió a los países miembros del G20 "no escatimar" en recursos para dar alivios de deuda permanentes a los países que enfrentar un fuerte crecimiento de la pobreza y una importante fragilidad económica.

 

Malpass aseguró que, de no mediar esta ayuda, podrían producirse defaults masivos en el mundo. "La reducción de la deuda y la transparencia permitirán una inversión productiva, clave para lograr una recuperación más temprana, más sólida y más duradera", dijo el titular del Banco Mundial a los líderes del G20 durante una reunión por videoconferencia.

 

"Tenemos que evitar hacer muy poco ahora y luego sufrir incumplimientos desordenados y reestructuraciones repetidas de la deuda como en la década de 1980", declaró.

 

Noticias relacionadas

El director del Banco Mundial remarcó que tiene que haber importante reestructuraciones de deuda en todo el mundo para evitar que se produzca una década perdida, como sucedió con América Latina entre 1980 y 1990. En ese sentido, numerosos líderes mundial hablan de trabajar en una congelamiento temporal de los pagos de las deudas soberanas bilateriales para las naciones más vulnerables. También se traba en esquemas comunes para las futuras reestructuraciones.

 

Alberto Fernández participó ayer de la cumbre de líderes del G20 y advirtió por el riesgo de una segunda ola de contagios en América Latina. "Vemos lo que pasa en Europa con mucha atención. Advertimos que el riesgo de la segunda ola también existe en Latinoamérica, que es muy posible que ocurra lo que está pasando en Europa, que ocurra con la llegada del otoño y por lo tanto tenemos la oportunidad de conseguir esa vacuna que inmunice a nuestra sociedad en Latinoamérica", indicó Fernández. Y agregó: "Debemos persistir en la posibilidad de garantizar la vacuna a toda la humanidad".