El cohete portador Changzheng 5 en el centro de lanzamiento espacial en Wenchang, China, REUTERSEl cohete portador Changzheng 5 en el centro de lanzamiento espacial en Wenchang, China, REUTERS

La Administración Nacional del Espacio de China lanzó a la Luna la sonda Chang'e-5 para recolectar muestras de rocas lunares, en la primera misión de este tipo desde la década de 1970.

 

Fue realizado mediante el cohete portador Changzheng 5, o Larga Marcha 5, desde el centro de lanzamiento espacial en Wenchang, en la isla de Hainán.

 

La misión durará 23 días y la sonda volverá a la Tierra a finales de diciembre.

 

Noticias relacionadas

La Chang'e 5 es la sexta misión del Programa Chino de Exploración Lunar, conocido como Proyecto Chang'e en honor a una diosa de la Luna de la mitología china. La misión Chang'e-5 puede ayudar a responder preguntas como cuánto tiempo fue volcánicamente activo el interior de nuestro satélite natural y cuándo se disipó su campo magnético.

 

Con el uso de un brazo robótico y un taladro de perforación, la sonda tiene previsto recolectar dos kilogramos de muestras en un área no visitada anteriormente ubicada en una llanura volcánica masiva en la cara visible de la Luna conocida como 'Oceanus Procellarum', u 'Océano de tormentas', previamente explorada por la misión Apolo 12 de la NASA en 1969.

 

En caso de éxito, la misión Chang'e 5 convertirá a China en el tercer país que ha logrado recolectar muestras lunares, después de que décadas atrás lo hicieran EE.UU. y la URSS. La Unión Soviética desplegó tres misiones robóticas de devolución de muestras en la década de 1970. En la última, llamada Luna 24, se logró transportar hasta la Tierra 170,1 gramos de muestras obtenidas en 'Mare Crisium', o 'Mar de crisis', en 1976.