Coronavirus en Rusia, Vacuna Sputnik-V, REUTERSVACUNA SPUTNIK V. REUTERS

La vacuna Sputnik V, desarrollada por Rusia contra el coronavirus, mostró una eficacia en un 91,4 por ciento transcurridos 28 días a partir de la primera inyección, mientras que a los 42 días supera el 95%, de acuerdo con un segundo estudio informado por sus responsables.

 

Según un comunicado del Fondo de Investigación Directa de Rusia (RDIF) y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, el cálculo de la eficacia se realizó en base al análisis de los datos de 18.794 voluntarios que recibieron la primera y segunda inyección de la vacuna, que es una de las cuales Argentina tiene avanzadas gestiones para recibir millones de dosis, o un placebo.

 

En el segundo punto de control se confirmaron 39 casos de voluntarios enfermos al 23 de noviembre de 2020, de acuerdo con el protocolo de los ensayos clínicos.

 

Noticias relacionadas

En tanto, los datos preliminares sobre voluntarios 42 días después de la primera inyección (lo que corresponde a 21 días después de la segunda inyección) muestran una eficacia de la vacuna superior al 95 por ciento.

 

También se indicó que los datos provisionales obtenidos en el transcurso de la investigación serán publicados por el equipo de investigación de Gamaleya en una de las principales revistas médicas internacionales.

 

Además, en cuanto concluyan los ensayos clínicos de fase III de la vacuna Sputnik V, el laboratorio proporcionará acceso al informe completo del ensayo clínico.

 

Se señaló que un total de 40 mil voluntarios participan de la fase II del ensayo clínico poscomercialización de la vacuna doble ciego, aleatorio y controlado con el placebo de la vacuna.

 

Entre los voluntarios, más de 22.000 fueron vacunados con la primera inyección y más de 19.000 con la primera y segunda inyecciones.

 

Durante las pruebas, los expertos aún no identificaron ningún acontecimiento adverso imprevisto.

 

La vacuna Sputnik V fue creada sobre la plataforma de vectores adenovirales humanos: "Las principales ventajas son su seguridad, eficacia y ausencia de consecuencias negativas a largo plazo, tal como confirman más de 250 estudios clínicos realizados en el mundo a lo largo de dos décadas (de hecho, la historia del uso de adenovirus humanos en vacunas se remonta a 1953)", se explicó.

 

En ese sentido, se señaló que más de 100.000 personas ya han sido vacunadas con medicamentos aprobados y registrados basados en vectores adenovirales.

 

En el comunicado se mantuvo que "la singularidad de la vacuna rusa radica en el uso que hace de dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y duradera en comparación con aquellas vacunas que utilizan el mismo vector para las dos inyecciones".

 

El Gobierno argentino espera para firmar el contrato provisorio para la compra a Rusia de millones de dosis de la vacuna y la aspiración es que en diciembre se pueda vacunar a diez millones de personas.