Coronavirus en el mundo, pandemia, ReutersCORONAVIRUS EN EL MUNDO. REUTERS

La aparición del coronavirus y su expansión mundial pusieron fin a preconceptos como cuáles eran los países más capacitados para hacer frente a una pandemia. Y dejaron en claro la gran crisis sanitaria que hay en todo el mundo. Fue entonces que aquellas economías avanzadas como Estados Unidos y Gran Bretaña se vieron afectadas por los focos de infecciones, cuando antes se pensaba que estaban muy bien preparadas para enfrentar lo que sea. Pero no fue así. Y por otro lado, otros países y naciones en desarrollo, pudieron hacer frente a ello e incluso no bajaron los brazos e hicieron frente de manera positiva.

 

Por estos días, Bloomberg hizo un informe para determinar los mejores lugares para estar en la era del coronavirus y la pregunta fue: ¿dónde se ha manejado el virus de manera más efectiva con la menor cantidad de interrupciones para los negocios y la sociedad?

 

Según el Ranking de Resiliencia de Covid-19, los que mayores puntos recibieron son aquellas economías con un PBI superior a 200.000 millones de dólares. Se tuvieron en cuenta métricas clave: el crecimiento en los casos del virus, la tasa de mortalidad general, las capacidades de prueba, los acuerdos de suministro de vacunas que los lugares han forjado, la capacidad del sistema local de atención de la salud, el impacto de las restricciones relacionadas con el virus, como los bloqueos económicos, y la libertad de circulación de los ciudadanos.

 

Noticias relacionadas

Así quedó conformada la tabla de cómo se está desarrollando la pandemia en estos 53 países este 23 de noviembre de 2020. Claro está, el Ranking de Resiliencia de Covid-19 irá cambiando cada vez que dichas naciones o repúblicas cambien sus estrategias e incluso con la inclusión de la vacuna cuando esté finalmente en circulación. La brecha entre economías que están arriba y las de abajo podría perdurar después que termine la pandemia.

Ranking de Resiliencia del Covid, Bloomberg 

Primero se ubica Nueva Zelanda, por su acción rápida y decisiva ya que el gobierno de la primera ministra Jacinda Ardern siempre apuntó a la "eliminación" del virus. Se invirtió en pruebas, hubo rastreo de contactos, el cierre de fronteras y una estrategia de cuarentena para hacer frente que fue efectiva. El país también se posiciona para una vacuna con dos acuerdos de suministro, incluidos uno con Pfizer y otro con BioNTech.

 

Segundo, Japón, que a pesar de no tener medios legales para hacer cumplir un bloqueo, se apoyó en otras opciones. Tras los brotes de tuberculosis en el pasado, el país apostó a mantener un sistema de salud pública dotado de rastreadores de contactos que se reasignaron rápidamente a la lucha contra la Covid-19. Hubo altos niveles de acatamiento y se usó mascarilla, cuestiones esenciales para frenar al coronavirus. Evitó muertes a pesar de tener la población más vieja del mundo y hasta cerró cuatro acuerdos de vacunas.

 

Tercero, Taiwán. La isla fue pionera en un enfoque centrado en la tecnología: con aplicaciones móviles que detallan dónde comprar máscaras o enumeran lugares que fueron visitados por personas infectadas.

Ranking de Resiliencia del Covid, Bloomberg 

Dentro del top 10 (Nueva Zelanda, Japón, Taiwán, Corea del Sur, Finlandia, Noruega, Australia, China, Dinamarca, Vietnam) se encuentran los pioneros que modelaron lo que han surgido como las estrategias más efectivas para luchar contra la Covid-19: control fronterizo, las cuarentenas cortas, el rastreo de contactos y las campañas de testeo masivo.

 

El desempeño pobre de algunas de las democracias más prominentes del mundo, incluidas Estados Unidos, Gran Bretaña y la India, en contraste con el éxito de países como China y Vietnam, ha planteado dudas sobre si las sociedades democráticas están hechas para enfrentar pandemias.

 

Pero, el ranking de Bloomberg mostró que ocho de los 10 países que mejor manejaron la pandemia son democracias. ¿El éxito? Contener los brotes con la menor interrupción posible y teniendo un alto grado de confianza y cumplimiento social debido a que los ciudadanos tienen fe en las autoridades y en su guía: sin cierres prolongados, como lo demuestran Japón, Corea del Sur y, hasta cierto punto, Suecia.

 

Dato importante ante una situación de emergencia sanitaria es la inversión en infraestructura de salud pública. Lo más eficaz es tener sistemas de rastreo de contactos, pruebas efectivas y la educación en salud, para citar algunos.

 

Lo sorpresivo del Ranking Covid de Resiliencia de Bloomberg fueron aquellas naciones "avanzadas" que parecían estar preparadas para una pandemia. Desde el 23 de noviembre, los principales países europeos como Gran Bretaña y Francia se encuentran en la mitad inferior de la lista: París y Londres, se convirtieron en epicentros de infecciones; mientras que países en desarrollo como Pakistán y Bangladesh fueron beneficiados por tener poblaciones más jóvenes en promedio, teniendo bajas tasas generales de mortalidad.

 

Por estos días, la segunda ola de Covid afecta a Europa occidental. Se impusieron nuevos bloqueos, ya que aliviar las restricciones hizo que los veraneantes volvieran a sembrar el virus. En las estadísticas, Bélgica tiene la peor tasa de mortalidad general de las 53 economías, el virus arrasó los hogares de ancianos.

Ranking de Resiliencia del Covid, Bloomberg 

Argentina, anteúltima en el ranking de Resiliencia de Covid-19


América Latina no contó con el beneficio que sí tuvieron las economías avanzadas, como Estados Unidos y Alemania, quienes pudieron destinaron de inmediato miles de millones de dólares para mejorar su capacidad de testeo, para investigar posibles tratamientos y para mejorar la capacidad del sistema de Salud.

 

Latinoamérica es la región más devastada por la pandemia, con países posicionados de mitad de tabla para abajo. Encuentra a Argentina y México en el anteúltimo y último lugar de la lista, respectivamente. En el caso de México, la última tasa de positividad disponible es del 62%, lo que sugiere que el virus está muy extendido en el territorio.

 

En América Latina (una de las regiones más urbanizadas del mundo), hay mucha población que vive en condiciones de hacinamiento y para quienes es difícil mantener el distanciamiento social debido a la necesidad de trabajar (gran cantidad de trabajo informal con salarios diarios).

 

Cynthia Arnson, directora del Programa Latinoamericano del centro de estudios Wilson de Washington D.C. dijo al respecto que "las grandes disparidades entre la atención de salud pública y privada han afectado a la región, al igual que otras formas de desigualdad, incluida la educación". Mientras que el Fondo Monetario Internacional sostiene que la mayoría de los países de Latinoamérica no podrán volver a los niveles de crecimiento prepandémicos hasta 2023 y el ingreso per cápita no se recuperará hasta 2025.