Noticias relacionadas

 

Ambulancia que trasladó a Diego Maradona, captura de pantallaLLEGADA DE LA AMBULANCIA QUE TRASLADÓ A DIEGO MARADONA.

Diego Maradona fue enterrado este viernes en Bella Vista, luego de una emotiva despedida de familiares, amigos y seguidores del ídolo del fútbol. Tras ello, la fiscal Laura Capra sigue con la investigación para esclarecer las causas de la muerte.

 

Es por eso, que junto al equipo integrado por el fiscal general John Broyad y sus adjuntos Cosme Iribarren y Patricio Ferrari, Capra recibió una ampliación de la declaración de la enfermera Gisela, también conocida como “Daiana”.

 

La mujer declaró que “habría escuchado” a Maradona moverse en su habitación cerca de las 7:30, según un comunicado oficial de la Fiscalía General de San Isidro. Sus palabras se suman a la declaración del enfermero que estuvo junto al Diez durante toda la noche y que dijo haber visto a Diego “durmiendo y respirando normalmente” en su cama, cerca de las 6:30.

 

Otro de los detalles en torno a la muerte de Maradona es que la ambulancia tardó en llegar 11 minutos, según consta en el registro de ingreso del country. Estos datos contradicen los 30 minutos que había dicho el abogado Matías Morla. El secretario personal de Diego llamó al servicio médico +VIDA a las 12:17, a través de un celular. A las 12:16, el médico Leopoldo Luque, que realizó la última intervención quirúrgica, llamó al 911. Y según registro del country San Andrés, la ambulancia llegó a las 12:28. También lo muestran las cámaras del lugar, donde se ve llegar el vehículo a esa hora.

 

 

 

La ambulancia que trasladó a Diego Maradona, NANA.

Por otro lado, se supo que en la sede de Policía Científica en La Plata, las muestras de sangre, orina y de órganos extraídos al cuerpo en la autopsia en la Morgue de San Fernando esperan atravesar las pericias toxicológicas e histopatológicas para determinar las sustancias que había dentro del cuerpo y conocer el estado de su medicación. La semana próxima podrían estar los resultados.

 

Otra de las cuestiones que se supo en torno a la investigación es que se requirió la remisión de la historia clínica de Diego, así como todas sus constancias médicas. Aún el médico Luque no fue citado a declarar, pero seguramente lo será pronto ya que la fiscal quiere recolectar todas las pruebas posibles para dar los resultados de las mismas. 

 

Se investiga si la enfermera habría visto a Maradona después de las 8 AM, una versión que corre, y si Diego se negó a recibir su medicación.

 

“Daiana”, de 36 años, ex empleada de dos reconocidos centros médicos, fue citada a declarar otra vez ayer por la noche. En su ampliación, la enfermera ratificó su versión original: aseguró que lo escuchó orinar, pero que no entró a la habitación donde estaba Maradona, junto a la cocina de la casa.

 

Dijo que no tuvo contacto visual con Diego. Por lo menos, según consta en el expediente, el último en haberlo visto con vida es el enfermero al que Gisela relevó. Lo que ocurre entre las 7:30 y las 10:45 del viernes todavía es materia de investigación. Mientras tanto, la causa apunta a los teléfonos de quienes rodearon al ídolo en su muerte para encontrar nuevos indicios.

 

Morla había sugerido indicios de abandono de persona o mala praxis, por la llegada tarde de la ambulancia pero los investigadores no tienen indicios de ello hasta ahora.

 

Los cinco especialistas que fueron parte de la autopsia al cuerpo de Diego, entre ellos el prestigioso médico Mario Shiter, en representación de Claudia Villafañe, y quien ya había atendido a Maradona en una importante crisis de salud a principios de la década pasada, compartieron sus conclusiones sin disidencias al fiscal general Broyad. 

 

Los fiscales encabezados por John Broyard también pidieron la remisión de la historia clínica y demás constancias médicas vinculadas a la atención de Maradona, y los registros de las comunicaciones y las grabaciones respecto de los llamados de interés para la investigación.

 

Por último, ya colectaron los registros de entrada y salida de visitas y empleados al Barrio San Andrés, como así también las constancias fílmicas respecto de las cámaras de seguridad ubicadas en el ingreso y egreso al barrio.