Diego Molina, empleado de funeraria que tomó foto del cajón de MaradonaDiego Molina, empleado de funeraria que tomó foto del cajón de Maradona.

Diego Antonio Molina, el funebrero que se fotografió junto al cuerpo de Diego Maradona, se presentó en la Comisaría Vecinal 15A, en el barrio porteño de Chacarita, y fue notificado de la causa que se inició en su contra por el repudiable hecho, al igual que ocurrió ayer con los otros dos ex empleados que también se retrataron junto al cajón abierto.

 

Al rato de que la Policía de la Ciudad lo haya ido a buscar a su casa de Villa General, Molina se presentó junto a su abogada en la dependencia policial. Allí le tomaron los datos filiatorios y teléfonos de contacto, tal cual se dispuso desde la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 25, a cargo del doctor Roberto Maragliano.

 

Luego de la viralización de las imágenes, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales y la Fiscalía Contravencional Nº 25 iniciaron una investigación por profanar un cadáver.

 

Noticias relacionadas

El artículo 70 establece que “quien inhuma o exhuma clandestinamente o profana un cadáver humano, viola un sepulcro o sustrae y dispersa restos o cenizas será sancionado con cuatrocientos ($400) a cuatro mil ($4.000) pesos de multa o dos (2) a diez (10) días de arresto“.

 

Por el caso, la justicia allanó anoche dos empresas funerarias donde prepararon el cuerpo de Diego Maradona para el velatorio y también la vivienda de un empleado de la misma que se sacó fotos junto a su cadáver.

 

Los operativos se llevaron a cabo en la funeraria Pinier, en San Martín al 2900, y la casa velatoria Tres Arroyos, sita en esa calle porteña al 1500, ambas en el barrio La Paternal.

 

Además, personal de la Fiscalía Penal en lo Contravencional Número 25 allanaron la casa del hijo de Claudio Fernández, en busca de elementos que permitan constatar el hallazgo de fotografías que le fueron sacadas al cuerpo de Maradona dentro el cajón.

 

Durante los procedimientos se secuestraron tres teléfonos celulares, una netbook, un pen drive y camisas compatibles al momento que se efectuaron las fotografías.

 

Claudio Fernández y su hijo fueron trasladados a una comisaría para ser notificados de la contravención. Tampoco quedaron detenidos.