Mario BaudryMario Baudry, pareja de Verónica Ojeda, en la Fiscalía.

Mario Braudy, actual pareja de Verónica Ojeda, madre de Dieguito Fernando, el último hijo reconocido de Diego Armando Maradona, aseguró hoy que la muerte del astro futbolístico "era evitable" y apuntó contra el médico personal Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

 

"El lunes anterior al fallecimiento la llamaron a Verónica porque Diego estaba en la cama y quería verla. En la casa del barrio San Andrés, ella se encuentra solamente al custodio y a la enferma del fin de semana, nada más", graficó Baudry, que se presentó en la Fiscalía como abogado para representar los derechos de Dieguito Fernando en el caso, como particular damnificado.

 

En declaraciones a la prensa, Baudry apuntó directamente contra el médico personal Leopoldo Luque, que se presentó este lunes ante la Fiscalía de San Isidro espontáneamente, aunque todavía no está imputado formalmente en la causa por "homicidio culposo".

 

Noticias relacionadas

"Verónica se manejaba siempre con Luque. Y la psiquiatra era la encargaba de establecer la medicación y el tratamiento", sostuvo, y mencionó que esos dos médicos eran los que manejaban el chat de novedades sobre la salud de Maradona, en el que estaban las hijas Dalma, Gianinna y Jana, y en el que Ojeda no participaba porque "la habían dejado afuera".

 

"A Luque lo considero una buena persona. Puedo tener la mejor Ferrari del mundo, pero si se la doy a manejar a un chico de 5 años, tengo un problema", ironizó la actual pareja de Ojeda.

"Nosotros lo que vamos a solicitar es que se investigue hasta el final y hasta las últimas consecuencias a todos los que participaron en el cuidado de Diego en el caso de que hubiera un abandono de persona", subrayó.

 

Para el letrado, por lo que se sabe, "no estaban ni los elementos adecuados, ni la medicación para el corazón, ni había estudios clínicos".

 

"Evidentemente, si hay una persona que tiene un problema cardíaco serio y vos no le das la medicación, ni le hacés los estudios por lo menos para saber cómo está, por lo menos se tiene que investigar", comentó.

Verónica Ojeda y Mario BaudryOjeda y Baudry. Archivo

En ese sentido, recordó la internación domiciliaria que tuvo en Ezeiza, cuando Maradona era pareja de Ojeda, donde "tenía una ambulancia de alta complejidad en la puerta, un médico clínico 24 horas y había una clínica privada especialmente preparada para esperarlo ante cualquier circunstancia" y que, en este caso, "todo eso no estaba".

 

Por último, hizo mención a un audio que se viralizó y del que aclaró que tiene cinco meses de vigencia, donde el campeón del mundo de 1986 le pidió que cuidara a Verónica Ojeda y a su hijo Dieguito Fernando.

 

"Nació una relación muy sana con Diego. Voy a hacer todo lo posible para que Dieguito sepa toda la verdad", cerró.