Las imágenes se viralizaron en Estados Unidos, provocando todo tipo de reacciones en contra, un entrenador de fútbol americano golpea violentamente a un niño de 9 años en reiteradas ocasiones. Las críticas a lo ocurrido tomaron mayor notoriedad a nivel mundial en las últimas horas luego de un posteo que realizó la estrella de la NBA LeBron James. 

“No puede ser. No podría ser mi hijo. Si estuviese ahí, y por más que no fuese mi hijo, hubiésemos cruzado más que palabras, lo juro”, escribió el líder de Los Angeles Lakers en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 74 millones de seguidores. 

 

El mensaje lo hizo citando un video que compartió Shannon Sharpe, una ex estrella de la NFL que actualmente se desempeña como comentarista televisivo. El hombre de 52 años subió el video del violento ataque del entrenador y escribió un mensaje dirigido al agresor en un tomo similar al de LeBron“Si ese fuese mi hijo, cargaría su maldito trasero”. 

  

El violento suceso ocurrió en la categoría U9 (niños de 8 a 9 años), durante un partido de los Savannah Gatorses en el estado de Florida, durante el Campeonato Nacional de Fútbol Americano Juvenil. 

 

Según informó el sitio International Business Times, el entrenador fue suspendido de por vida por la AYF (sigla del certamen juvenil) y enfrentará cargos en Florida.

 

El equipo había emitido una disculpa por lo ocurrido, la cual borraron horas más tarde porque se generó gran revuelo por los argumentos utilizados para evaluar lo ocurrido, según aclaró la citada publicación. “Entendemos que lo que vimos ayer fue perturbador para todos, pero no culpemos a todos por las acciones de un solo hombre”, habían aclarado según replicó este medio. 

 

El acontecimiento tomó gran trascendencia en ese país y las imágenes dieron la vuelta al mundo.