Gabriela Fillón, primera mujer argentina en aplicarse la vacuna contra el coronavirusGabriela Fillón desde Inglaterra.

Gabriela Fillón se convirtió en la primera mujer argentina en aplicarse oficialmente la vacuna contra el coronavirus. Médica pediatra de Rafaela, provincia de Santa Fe, ella actualmente reside en Inglaterra.

 

Fillón relató muy entusiasmada cómo fue darse la vacuna desarrollada por el laboratorio Pfizer, en momentos en que trabajaba en un hospital distrital en el suroeste de Londres.

 

Fillón hablo en EXCLUSIVA para RADIO FM LATINA 101.1 con el periodista Bryan J. Mayer y relató su experiencia.

 

Noticias relacionadas

"Estoy perfecta, felíz de poder transmitir mi testimonio para que la gente tome coraje y vaya contenta a vacunarse, como lo hice yo", comenzó diciendo muy satisfecha la mujer argentina.

 

El Reino Unido comenzó a aplicar la vacuna estadounidense la semana pasada, convirtiéndose en el primer país de Occidente que inició un programa de vacunación masiva contra el Covid-19. En ese plan, y luego de aplicarla a los mayores de 80 años, los primeros en recibirla fueron los médicos que trabajan en Inglaterra.

 

"Aquí estamos desde febrero cuando se diagnosticó el primer caso, y hasta ahora, que han pasado 10 meses, es increíble que se haya podido descubrir una vacuna", comentó.

 

Así mismo, dijo Fillón: "Me contagié a principio de todo, en marzo, cuando todavía no había cuarentena ni nada". Y agregó: "Perdí el gusto y el olfato, pero no tuve ni fiebre ni tos".

 

Respecto de la vacunación en sí misma, contó la primera mujer argentina vacunada contra el Covid-19: "Yo siempre fui una convencida, yo soy pro vacunas, amo las vacunas; y sabía que me iba a vacunar, no había dudas".

 

El testimonio de la primera mujer argentina vacunada contra Covid-19. Radio Latina.

 

Sobre los temores propios y ajenos, dijo: "Yo venía convenciendo a la gente para que se vacune. Les preguntaba ¿cuál es tu temor?, pero esto se estudió en más de 40 mil personas".

 

"Hay que vacunarse", aseguró.

 

Finalmente habló sobre lo que sucedió en el preciso instante de la histórica vacunación: "No tuve ninguna otra sensación más que un pinchazo mínimo, que apenas se siente, te dejan en observación 15 o 20 minutos, te quedás sentada y si te sentís bien luego te podés ir".

 

Como rúbrica, un mensaje alentador más. Dijo Fillón que "hasta ahora no he tenido ningún problema, todo muy bien".