Lionel Messi llegando al aeropuerto de Rosario, REUTERSLionel Messi en el aeropuerto de Rosario, REUTERS.

Lionel Messi tenía estipulado regresar a Barcelona para fin de año pero en las últimas horas extendió su descanso en la Argentina hasta después de Año Nuevo. El crack rosarino pidió permiso en el club para seguir junto a su familia unos días más en el país, cosa que fue concedida por el entrenador, Ronald Koeman. De esta manera, el capitán blaugrana no estará presente en el partido ante el Eibar del próximo martes.

 

Messi fue el único jugador del plantel que no se presentó este domingo en la Ciudad Deportiva, donde sus compañeros ya se hicieron el PCR para poder volver a entrenar. 

 

El crack argentino volvió a dar una entrevista y dijo sentirse “muy bien”. A partir del 1 de enero, La Pulga podrá negociar con cualquier club ya que su contrato con la entidad blaugrana termina en junio.

 

Noticias relacionadas

“La verdad que hoy por hoy estoy bien. Es verdad que lo pasé muy mal en verano. Venía de antes. Lo que pasó antes del verano, por cómo terminó la temporada, el burofax y todo eso... Después lo arrastré un poco al comienzo de la temporada”, indicó la Pulga que se sinceró y prefirió dejar atrás todo lo sucedido. Por otro lado, y a diferencia de lo que pasó meses atrás, al argentino se lo ve ilusionado con seguir en el club de sus amores.