Superclásico, Copa Libertadores, Boca vs. River, Enzo Pérez, Carlos Tevez, REUTERSLa ciudad costera le apunta al Superclásico. Foto: Reuters.

La pandemia del coronavirus modificó los planes para la ciudad de Mar del Plata que prepara para un verano diferente. Una de aquellas cosas que solía tener y no contará es tradicional fútbol de verano, especialmente el Superclásico entre Boca y River.

 

Pese a que el clásico siguiente se jugará el 2 de enero en la Bombonera, está generando muchas expectativas e ilusión en los empresarios de la costa atlántica. Porque el sábado que viene balnearios, restaurantes, bares y cervecerías tendrán su primer gran día del nuevo año porque las reservas para esa jornada superan a las del 31 de diciembre.

 

"No tenemos todo reservado para la noche del 31 pero si para el sábado que viene por el partido, la verdad es que nos sorprendió pero bienvenido sea luego de un año tan duro", comentaron desde unos de los locales más tradicionales de la calle Olavarría.

 

Noticias relacionadas

La pandemia generó -y obligó- a cambios de hábitos entre los cuales se encuentra la obligación de reservar para ir a cualquier lugar, desde un balneario o un bar, porque con eso se evitan aglomeraciones y, por ende, contagios.

 

Un de esos lugares bien futboleros en Mar del Plata es el Balneario 12 de Punta Mogotes, que eligen para vacaciones muchos futbolistas o ex-jugadores, como en su momento lo hicieron Maradona, Bianchi, Palermo, D'Alessandro, Griguol, Bianchi, Tevez, Claudio "Turco" García, entre otros, y donde se prácticamente se agotaron las reservas para ver el superclásico en una pantalla gigante, al aire libre.

 

"El Boca-River generó tantas reservas como las que pueden generarse en las reservas de carpas un día en el que se anuncian más de 30 grados", explicaron desde el Balneario 12.