Un ex empleado de una fábrica alemana en España ha sido acusado de destrozar más de medio centenar de furgonetas con una retroexcavadora en el estacionamiento de una sede de la compañía alemana en la ciudad de Vitoria, España.

 

Entre los vehículos afectados había varios modelos Clase V con motor diésel y furgonetas eléctricas EQV, cuyo valor base es de 50.000 y 79.000 euros (entre 60.000 y 95.000 dólares), respectivamente. Los daños para la compañía se calculan en más de cinco millones de euros (unos 7,2 millones de dólares), detalla el medio. 

 

El hecho ocurrió en la madrugada del pasado 31 de diciembre. El responsable, identificado como un hombre de 38 años, robó la maquinaria de construcción de una empresa situada en el municipio de Villarreal de Álava y la condujo 21 kilómetros hasta las instalaciones de la automotriz alemana, causando varios destrozos en la vía pública. 

Según detallan medios locales, algunos de los vehículos acabaron montados unos sobre los otros, con varios daños o completamente destrozados.

 

Antes de la llegada de la Policía, el guardia de la fábrica efectuó varios disparos al aire en un intento por detener al intruso. Sin embargo, solo la presencia de los uniformados lo hizo desistir de continuar con la destrucción. 

 

Fuentes de Mercedes-Benz consultadas señalaron que el hombre había trabajado para la firma alemana en torno a 2016 o 2017 y recientemente había sido despedido de una empresa de construcción ubicada en el área de donde al parecer fue sustraída la retroexcavadora.