Implementaron estrategias de derivación de pacientes para evitar el desborde en los hospitales bonaerensesLos rumores de estatización de las obras sociales privadas está vigente para Belocopitt.

Los representantes del sector privado de la salud expresaron en los últimos días sus preocupaciones luego de que el gobierno nacional eliminara subsidios que estuvieron vigentes durante el 2020 y suspendiera una autorización que les permitía aumentar 7% las cuotas que pagan los afiliados.

 

El 2020 que terminó con una inflación por encima del 35% y en medio de proyecciones cercanas al 50% para el 2021, dejó a las compañías con serios problemas para garantizar las prestaciones y pagar los salarios de sus empleados.

 

Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical Group y uno de los principales referentes de la medicina privada en la Argentina, expresó sus inquietudes por las resoluciones adoptadas por el Poder Ejecutivo en la tarde del 31 de diciembre y se refirió a los rumores que indican que estos movimientos buscan ahogar financieramente a las compañías del sector para forzar una suerte de estatización.

Claudio Belocopitt, dueño de Swiss MedicalClaudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical Group.

Noticias relacionadas

“Hay una infinidad de fantasías que no tienen ninguna lógica. Una de esas fantasías es crear un sistema único de salud para tener el poder completo. Porque si vos creás un sistema único de salud, no solo lo vas a administrar, sino que además vas a disponer qué droga entra y cuál no y otras cuestiones más”, reconoció Belocopitt.

 

Yo creo que está bien que exista un sistema público re contra fuerte porque el acceso a la salud tiene que ser para todos, lo que vos no podés hacer es deteriorar el sistema privado a límites que uno no esté en condiciones de dar respuesta para luego decir ‘venimos nosotros a solucionar el problema’ cuando en realidad el problema lo generaste vos”.

 

De acuerdo a las versiones que se comentan entre los empresarios del sector privado, integrado por quienes lo financian y por quienes prestan los servicios, el Gobierno pretende avanzar con una suerte de Sistema Único de Salud para integrar lo público con lo privado.

 

Belocopitt afirmó que “De acuerdo a los rumores, todos los argentinos estarían dentro del mismo sistema de salud. Y eso es algo que no sería necesario implementarlo si la atención pública funcionara bien. Esto implicaría también avanzar sobre las obras sociales... Son todas versiones, pero lo cierto es que congelar las tarifas por debajo de los costos es absolutamente peligroso”.