Natalia Acevedo	Natalia Acevedo

Por Matías Greisert

Tw: @Matías Greisert

En Mendoza, tierra del sol y el buen vino, encontramos a Natalia Acevedo, una mujer de 37 años que no conoce de límites pese a su discapacidad y que se convirtió en influencer por su estilo de vida que motiva y alienta a personas en diferentes partes del mundo.

 

Su vida cambió a los 16 años, cuando sufrió un accidente automovilístico con su familia que le causó una lesión modular y la dejó en silla de ruedas. Dejó su Malargüe natal para hacer su rehabilitación en Mendoza para luego volver a terminar sus estudios en su lugar de origen.

Noticias relacionadas

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Naty Acevedo (@neaacevedo)

Hoy, trabajando como Licenciada en Sistemas en una empresa de software en la capital mendocina, recuerda su origen en las redes. “La idea surgió por pedido de la gente, porque conocidos y amigos me empezaron a decir que se motivaban mucho con mis posteos, porque mostraba que se podía a pesar de todo, que podía hacer un montón de cosas. Ahí decidí poner mis cuentas públicas y fue una locura la cantidad de gente que me empezó a seguir, de todas partes del mundo. Ahí hice más fuerte la idea de mostrar mi vida social, mi entrenamiento, y demostrar que se puede hacer de todo”.

 

A la hora del cambio de cabeza o del famoso click para llegar a tener la vida que vive hoy, Natalia comentó: “Hago memoria y nunca tuve una depresión fuerte, siempre fui saliendo adelante. Con más miedos, pero siempre fui haciendo todo lo que me proponía pero estos últimos dos años fue mucho más fuerte. Si bien conseguí un montón de cosas, vivo sola y tengo mi propia auto, este último tiempo me dio mucha seguridad a mí misma. También me cambió la cabeza trabajar con profesores de Educación Física, empecé a hacer terapias alternativas para trabajar el amor propio y fue un combo que sentí que exploté al máximo para contar mi historia”.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Naty Acevedo (@neaacevedo)

La importancia de los tres profesores de Educación Física que la acompañaron en el último tiempo es otro de los puntos clave de la charla: “Yo los motivé un montón a entrenar conmigo porque era algo nuevo para ellos, así siempre fuimos un gran equipo”.

 

A la hora de hablar de barreras, la educación aparece como principal punto a mejorar: “Tuve de todo un poco pero siempre he intentado rebuscármela. He visto mejoras en el último tiempo. En Mendoza, está bastante accesible. Están arreglando bastante las calles. Quizá lo que más me dificultaba era que si salía a un bar, no había baños accesibles. Eso fue cambiando en el último tiempo. También el medio de transporte es tremendo. Si no tuviera mi auto se me complicaría mucho salir. Eso dificulta mucho la vida de las personas que no tienen auto, que tienen que quedar atrapadas en su casa. Por ahí sí hay colectivos accesibles pero también hay choferes que no saben utilizar la rampa o les molesta ayudar para su uso. En ese aspecto, creo que hay que hacer foco en la accesibilidad pero también en la educación de la gente, para enseñarles y cambiarles la cabeza”.

 Natalia Acevedo

Como mencionamos, Natalia recibe mensajes de todo el mundo y es una inspiración para muchas personas que aún no pueden salir de un golpe duro en sus vidas: “Uno de los casos que me quedó marcado fue un chico del sur de Italia que tiene ELA, que me escribía siempre y me decía que lo motivaba pero estaba muy deprimido y me costaba ayudarlo. Después otro chico de Francia, que hacía poco que había tenido un accidente y me pidió varios videos que después subí, para ayudarlo a hacer diferentes cosas, ya sea vestirse, traspasarse de un lugar a otro. Últimamente me escribió una chica de Miami, que hablamos muchísimo y me pide consejos todo el tiempo. Ni hablar la gente de Argentina que también me escribe porque quiere que hable por algún familiar que está en sillas de ruedas para que los motive”.

 

“Todavía no caigo con la repercusión que tengo. Yo hago mi vida normal y sólo la muestro. Pero poder ayudar me llena el alma, me genera una sensación hermosa y saber que, con algo tan simple, estoy ayudando mucho me genera una sensación muy rara. Aún no caigo en la cuenta pero me emociona mucho”, dijo la joven que trabaja por una billetera virtual accesible para todos y sueña con una aplicación de bolsa de empleo para personas con discapacidad ante las dificultades que se presentan para conseguir trabajo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Naty Acevedo (@neaacevedo)

La sexualidad, tal como lo explica Natalia, es un tema tabú y asegura que muchas personas “infantilizan” a las personas con discapacidad. Ante esto, luego de realizar producciones de lencería, comentó: “Ante todo soy mujer. Te ven en sillas de ruedas y te dicen ‘pobrecita’. Pero cada vez menos, es también la imagen que da uno hacia el mundo. Yo hace dos años no me ponía una minifalda ni loca y también tuve que cambiar mi cabeza, la forma de verme a mí misma. Me costó un montón hacer las primeras producciones de fotos y después ya me encantó porque me veía linda y me decía a mí misma que podría ser sensual. Hay mucho tabú pero es parte del cambio de cabeza de las personas, que es mi objetivo. Somos personas ante todo, comunes y corrientes, y que podemos hacer un montón de cosas. Y además, nadie está exento a que nos pase".

 Natalia Acevedo

Para cerrar la rica charla, Natalia deja un mensaje para quienes están transitando un momento difícil: “Diría que se puede ser feliz y que se pueden hacer un montón de cosas. Y lo digo yo que estoy en la misma situación y pasé por un montón de cosas. Se puede seguir adelante pero también depende de la actitud de uno, la actitud frente a la vida. Siempre digo que hay dos opciones: o te quedas llorando en la cama o salís a vivir”.