Coronavirus, pandemia, China, Xi Jinping, ReutersEl presidente chino, Xi Jinping, durante una transmisión estatal. Foto: Reuters.

En el marco del imparable avance del coronavirus, pese a sus reportes en contrario, China ha decidido este miércoles restringir la movilidad en una ciudad de 11 millones de habitantes de la norteña provincia de Hebei en un intento de erradicar un rebrote de coronavirus, al tiempo que en otra provincia se detectó la nueva variante del virus hallada en Sudáfrica.

 

Diez de las autopistas que llevan directamente hasta la ciudad de Shijiazhuang, unos 300 kilómetros al sur de Beijing, fueron cerradas y una terminal de colectivos fue clausurada como parte del esfuerzo por evitar que el virus se propague fuera de esta urbe de Hebei. Por el momento se han registrado 117 casos en la ciudad, incluyendo al menos 63 más anunciados este miércoles por las autoridades.

 

Un total de 78 contagios son diagnosticados como asintomáticos, algo que derivó en una serie de test masivos en toda la zona afectada. Así mismo, autoridades sanitarias de la sureña provincia de Guangdong manifestaron sobre un caso relacionado con la variante del virus encontrada por primera vez en Sudáfrica. La variante ha sido detectada en un piloto sudafricano que había entrado en la provincia en diciembre y dio positivo en Covid-19, dijo el centro provincial de control y prevención de enfermedades de Guangdong.

 

Noticias relacionadas

Recientemente, China confirmó su primer caso de otra cepa del virus, detectada en Reino Unido, lo que suscita preocupación porque ambas variantes son muy infecciosas. A diferencia de la mayor parte del mundo, China, cuna del coronavirus, ha logrado en gran medida controlar el virus con confinamientos estrictos y restricciones de viaje.

 

Durante los últimos días se identificaron rebrotes locales que provocaron test masivos y cierres selectivos como el de Shijiazhuang, en la que uno de sus distritos de la ciudad -Xiaoguozhuang- fue declarado de "alto riesgo" y cerrado. Las autoridades sanitarias dijeron que los 40.000 residentes fueron sometidos a pruebas de detección del virus.

 

La televisión estatal ha mostrado a los habitantes siendo examinados por personal con trajes de protección así como controles policiales en las carreteras y personal sanitario.Todas las escuelas de Shijiazhuang fueron cerradas.

 

La cadena estatal CCTV mostró equipos de personal sanitario rociando desinfectante por las calles y dijo que un equipo de emergencia había sido enviado a la ciudad. Más de 400.000 residentes de otra ciudad cercana, Nangong, también fueron sometidos a pruebas, dijeron las autoridades. El reciente aumento de contagios de coronavirus en China preocupa a las autoridades porque se acerca la gran migración del Año Nuevo chino, que este año cae el 12 de febrero.

 

Estas festividades conducen a la mayor migración del mundo, ya que cientos de millones de trabajadores abandonan las principales ciudades para visitar a sus familias.