Fiesta clandestina en Mar del PlataFiesta clandestina en Mar del Plata

Las fiestas clandestinas están apuntadas como el gran problema de Mar del Plata y el origen del crecimiento exponencial de casos.

 

La premisa es poca difusión, con una publicidad a la antigua del “boca en boca” y con solo un requisito: llevar algo para tomar, es decir, una bebida alcohólica. Algunos casos cobran entradas pero mayormente se manejan de esta forma y hacen que las autoridades no puedan combatirla.

 

Otros casos hablan de entradas con un costo de entre 500 y 2500 pesos, pero allí está garantizado el alcohol y la música a cargo de los organizadores. La mayoría son en grandes casas en las zonas menos céntricas de la ciudad o en casas de campo en las afueras.

 

Noticias relacionadas

Cuando el municipio desarticula este tipo de fiestas, se los notifica que incumplieron con el artículo 205 del Código Penal, el cual expresa que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

 

La ordenanza 23.353 de General Pueyrredón, promulgada en el decreto Nº 1.860 que firmó el intendente Guillermo Montenegro, sanciona a quienes organicen estos encuentros con multas que llegan hasta el millón de pesos.

 

Desde el municipio informaron que en los últimos días desactivaron 13 fiestas clandestinas en distintos puntos de la ciudad. Estas se suman a otras 40 que se detectaron tras operativos realizados desde diciembre a la fecha, con el objetivo de evitar encuentros masivos en lugares cerrados que no cumplen con los protocolos establecidos.