Whatsapp y Facebook

La actualización de los nuevos términos y la política de privacidad se basa en un cambio similar anunciado por WhatsApp. Sin embargo, en la actualización anterior, WhatsApp les dio a los usuarios la opción de “no compartir la información de su cuenta con Facebook”.

 

La de ahora ha eliminado esta opción, y los usuarios deberán aceptar los nuevos términos y la política de privacidad si quieren seguir usando el servicio de mensajería instantánea. 

Lo que ha generado el malestar que comentamos es que los nuevos cambios están enfocados esencialmente a permitir a Facebook compartir y utilizar los datos obtenidos de WhatsApp para el resto de sus servicios y propósitos. 

 

Es decir, los cambios entrarán en vigor el 8 de febrero, y los usuarios no tendrán más remedio que aceptar estos cambios si desean continuar usando WhatsApp. No obstante, el cambio en las normas de uso no afectará a usuarios de estados miembros de la Unión Europea. 

 

La información que compartimos con las otras compañías de Facebook incluye la información de registro de su cuenta (como su número de teléfono), datos de transacciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interactúa con otros (incluidas las empresas) cuando utiliza nuestros servicios, información del dispositivo móvil, su dirección IP, y puede incluir otra información identificada en la sección de Política de privacidad titulada ‘Información que recopilamos’ u obtenida mediante notificación o en base a su consentimiento. 

 

Básicamente, lo que ha pasado es que, después de más de seis años desde que Facebook comprara WhatsApp, se ha producido finalmente la acción para la que la compañía de Mark Zuckerberg compró el servicio: compartir los datos de los usuarios de WhatsApp con Facebook y todo su ecosistema de empresas.