Fernán Quirós, ministerio de salud porteño, captura de video YouTubeQuirós, parte del miércoles 13 de enero de coronavirus en La Ciudad. Captura YouTube.

La Ciudad habló de las idas y vueltas del Gobierno nacional sobre el plan de vacunación en la Argentina contra el coronavirus, que comenzó a finales de diciembre con la Sputnik V que desarrolló Rusia.

 

Este miércoles, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós quien opinó sobre el tema de las vacunas contra el Covid-19: "Para ser bien claro con la ciudadanía, es bastante claro que las vacunas han sido evaluadas experimentalmente en una fase 3 con una metodología de aplicación determinada. Se ha hecho de manera muy acelerada, ni siquiera están terminadas las fases 3, están todavía corriendo".

 

"Me parece poco prudente cambiar la modalidad de aplicación. Es preferible cumplir con los esquemas de vacunación tal cual fueron investigados en la fase 3", agregó Quirós.

 

Noticias relacionadas

De esta manera, el ministro opinó sobre la marcha atrás del Gobierno con el cambio de vacunación. Por estas horas, la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti había planteado que Nación no analizaba aplicar a más gente la primera dosis de la vacuna rusa sin tener asegurada la segunda. 

La polémica que desató esa posibilidad obligó a la funcionaria a aclarar, vía Twitter, que se respetará el esquema original de una dosis inicial y la complementaria a los 21 días.

 

"Hay un debate en algunos países, puntualmente en Estados Unidos e Inglaterra, sobre cómo administrar las vacunas" disponibles, pero que puntualmente es en "las vacunas que tienen ambas dosis con el mismo componente, a diferencia de la Sputnik V que tiene un componente diferente la primera de la segunda dosis por lo que este debate no se aplica a esta vacuna", dijo Quirós.

 

En torno a la vacuna rusa, el funcionario anticipó que la Ciudad recibirá la próxima semana "el segundo componente de estas 300 mil dosis que hemos recibido" y agregó que "estaremos terminando en los próximos días la campaña de vacunación de las primeras 21 mil dosis que le correspondieron a la Ciudad para trabajadores de la salud".

 

"La partida inicial que distribuyó Nación es solamente para trabajadores de la salud y lo que están en la primera línea", dijo Quirós y aclaró que "a medida que Nación nos vaya abriendo más cantidad de vacunas nuevas y nos vaya indicando cuáles son los grupos que continúan, nosotros vamos a ir abriendo el plan de vacunación".

 

En cuanto a la respuesta de la vacuna en los hospitales dijo que es "heterogénea" porque "hay grupos que han aceptado intensamente y otros que lo han hecho en menor medida, tanto públicos y privados. Nosotros vamos a seguir ofreciendo la vacuna porque la aceptación es voluntaria".

 

CIFRAS EN LA CIUDAD

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, advirtió hoy que se registra un "aumento sostenido y más acelerado" de casos positivos en coronavirus que en la previa al pico de contagios que hubo en agosto pasado, al tiempo que remarcó que no avala el uso de dióxido de cloro para el tratamiento de pacientes.

 

"Desde mediados de diciembre hubo un aumento sostenido y más acelerado que en la primera curva (ascendente) y nos ha llevado al día de hoy a un número de casos diario prácticamente similar a los valores de agosto", señaló el funcionario local.

 

Al dar el parte diario de la situación epidemiológica en la Ciudad, Quirós precisó que hasta el momento se registraron 188.613 casos positivos desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, enfermedad que causó 6.016 muertes en el distrito capitalino.

 

Por otra parte, el ministro de Salud porteño también se refirió a la polémica generada por la orden judicial para que una clínica privada suministrara dióxido de cloro a un paciente de 92 años con coronavirus, que finalmente falleció.

 

"Más allá de lo que cada uno piensa o sienta o esté convencido de qué tratamiento es útil o no, es muy importante que actuemos en base a las recomendaciones y aprobaciones de la ANMAT, que hace evaluaciones técnicas de todos los medicamentos y recomiendo o no su uso de acuerdo a la evidencia científica", señaló.

 

Y remarcó: "Ese tratamiento está prohibido en la Argentina. Nuestra posición es que si la ANMAT no aprueba un medicamento, no debe aplicarse a humanos en el país".